Abre sus puertas el restaurante más hortera de Madrid

Promete diversión y espectáculo a partes iguales y quiere convertirse en un lugar de visita obligada en la capital. Su nombre es toda una declaración de intenciones: El Hortera. Una creación de la productora Letsgo con un interiorismo deslumbrantemente kitsch que no descuida su oferta gastronómica, a cargo del chef Javier Aranda.
Fachada del restaurante El Hortera,

Fachada de El Hortera, que ocupa la que fuera la sede de la primera Bolsa de Madrid

El Hortera, con una ubicación privilegiada en pleno centro histórico de Madrid (calle de la Bolsa, 12) es un proyecto de Letsgo, productora de espectáculos de éxito como The Hole, Dirty Dancing o La Familia Addams y el club clandestino Medias Puri. 

Un nuevo concepto de restauración que apuesta por ofrecer una experiencia radicalmente distinta. “Es un espacio que no sólo se degusta, sino que se vive”, explican sus promotores. El eslogan del local, que pretende no dejar indiferente a nadie, ya lo dice todo “Hay que tener muy buen gusto para ser un hortera”.

La Sala Principal de El Hostera

La Sala Principal de El Hortera, perfecta para comer y para tomar copas

El restaurante, con capacidad para 170 personas, ocupa un edificio emblemático, la que fuera la sede de la primera Bolsa de Madrid, con siglos de historia entre sus paredes. Conserva las columnas y la bóveda barroca originales, que junto a la nueva decoración kitsch, le dan un estilo único. Nada se ha dejado al azar: el interiorismo es obra del reconocido diseñador de espacios Parolio y el vestuario del personal es de Felype de Lima (Premio Max 2015 al Mejor Diseño de Vestuario).

La sala Picnic de El Hortera

La Sala Picnic, que traslada al comensal a un bosque de fantasía… con una mesa de picnic de madera

El Hortera dispone de tres pisos y cinco estancias: la Sala Principal o salón rosa, a pie de calle, que da entrada al restaurante y ofrece tapas y copas muy peculiares desde su amplia barra; la Sala Confusión, mezcla de estilos, ingredientes y culturas para confundir los cinco sentidos, a lo que contribuyen los platos diseñados por Artefacto; la Sala Picnic, una exclusiva sala que traslada al comensal a un bosque de fantasía, en el que se encuentra una mesa de picnic de madera “porque no siempre hay que comer en una mesa”; la Sala Karaoke Koreano, con confortables sofás, mesitas bajas y un equipo de karaoke para cantar y degustar entre cócteles y platos, y El Banquete del Hortera, con capacidad para 33 comensales, en la que se puede compartir mesa con otros “horteras” y ser agasajado por el anfitrión, “el Hortera”, personaje que amenizará cada uno de los platos y cocteles “con su presencia inigualable”.

En esta última sala se ofrecen dos menús degustación con opción a maridaje que se adapta a la propuesta de cada día. Como peculiaridad, dos cocineros realizan ante los “horteras” comensales el toque final del cocinado y emplatado antes de servir la comida en la mesa.

Otra de las salas de El Hortera, más tranquila y relajada

Otra de las salas de El Hortera, más tranquila y relajada

Una gastronomía cuidada

La apuesta por el espectáculo no descuida la oferta culinaria del local: una cocina cosmopolita para todo el mundo de la mano de Javier Aranda, uno de los chefs más jóvenes del mundo en conseguir una estrella Michelin en cada uno de sus restaurantes, La Cabra y Gaytán, visita obligada en Madrid.

“Es un honor para mí asociarme con un partner como Letsgo, un referente en España en el sector de los espectáculos”, señala Javier Aranda, que ha diseñado un menú basado en la filosofía del Hortera, apostando por la singularidad y la espectacularidad. Los 69 platos de la carta combinan sabores y técnicas gastronómicas internacionales a partir de una cocina de producto, y forman parte de una experiencia gastronómica internacional que promete no dejar indiferente a nadie. “La idea es hacer viajar al comensal pero con un toque informal”, señala el chef.

El chef Javier Aranda, ocio y responsable de la oferta gastronómica de El Hortera

El chef Javier Aranda es socio y responsable de la oferta gastronómica de El Hortera

Así, en la carta no faltan variados gunkan (rollitos de sushi) rellenos de ensaladilla y ventresca de atún toro; un steak tartar con forma de hamburguesa; un bocadillo de calamares invertido (con el pan por dentro y los calamares por fuera), dim sums de callos a la madrileña o de gambas al ajillo, un dunkan japonés de salmón y hueva, o los momos nepalíes. Y en vez de pato laqueado, un pollo de las Landas laqueado… Sabores reconocibles en propuestas visualmente muy atractivas que resultan una delicia en boca.

“El objetivo es llegar a todos los comensales y a todos los bolsillos, que la gastronomía no sea secundaria, y poder compartir y disfrutar”, señala Aranda. El precio medio de la comida o cena ronda los 40 euros. El objetivo de El Hortera es llegar a los 400 comensales al día. “No buscamos ser ser otro local más de moda, sino dar muy buena comida y muy buen servicio en un entorno muy especial”.

Al frente de la carta de cócteles se encuentra el bartender Carlos López, quien ha diseñado una propuesta de nueve combinados únicos.

Detalle de una de las salas del restaurante El Hortera, y de la vajilla a tono con el local

Detalle de una de las salas del restaurante, y de la vajilla a tono con el local

El horario de apertura es amplio: desde las 13:00h. hasta las 02:00h., lo que permite disfrutar desde un primer aperitivo hasta una última copa.

¿Le gustaría conocer El Hortera? Sepa que para disfrutar de la experiencia se aconseja un dress code acorde al espíritu del local. Pero no se preocupe: en el caso de no ir en sintonía, el restaurante pone a disposición del visitante un ropero “para ponerse en situación”. Reservas en reservas@elhortera.com

 


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Escribe un comentario