Arroz con algas, de Ángel León

Ángel León, el chef del mar, ha presentado la nueva añada de Mar de Frades, un albariño “marino”, cargado de brío y frescor y procedente de una de las mejores cosechas que se recuerdan de esta última década. El cocinero ha creado para la ocasión un plato elaborado a partir de una de las recetas estrella de su carta en Aponiente, el arroz con placton, “sustituyendo este último ingrediente por lechuga de mar que le da ese toque atlántico que liga con Mar de Frades y sin añadir grasas de ningún tipo para que no desentone con el vino”, explica el chef.

 Ingredientes para dos personas

Ángel León muestra su arroz con algas

Ángel León muestra su arroz con algas

Para el arroz

200 g. cebolla

100 g. choco

125 g. arroz arbóreo

Fumet

Mantequilla

Mascarpone

Para la picada de algas

100 g. lechuga de mar

25 g. algas deshidratadas

1/2 diente de ajo

50 ml. de agua mineral

Xantana

Sal

Elaboración

Picada de Algas

Sumergir las algas deshidratadas en agua con un poco de sal durante 5 minutos.

Añadir la mezcla en la batidora y poner un poco de xantana para obtener una textura más densa.

 Arroz

Pochar la cebolla, que previamente hemos cortado en brunoise, sin que coja color.

Añadir el choco, cortado en cubitos de 5 x 5 mm. y rehogar.

Dejar que se consuma toda el agua que sueltan los chocos. Poner a fuego máximo y añadir el arroz. Rehogar un poco.

Añadir fumet, siempre hirviendo, poco a poco y sin parar de mover, como si de un risotto se tratase. Cuando el arroz este casi al punto, añadir unos taquitos de mantequilla moviendo bien para que esta ligue.

Añadir la picada de algas, cocinar unos segundos y ya fuera del fuego añadir un par de cucharadas de mascarpone para darle más untuosidad y cremosidad. Poner a punto de sal.

El nuevo Mar de Frades marida a la perfección con el arroz con algas

El nuevo Mar de Frades marida a la perfección con el arroz con algas de Ángel León

 

Un albariño brioso y fresco

La nueva añada de Mar de Frades presenta un color amarillo limón, con irisaciones doradas y reflejo verde y brillante de piel lima. En nariz aparecen notas de frutas de pepita como la manzana verde y especialmente pera blanquilla; todo sobre un fondo floral sutil y persistente.

En la boca el recorrido es brioso, dejando una sensación fresca, con continuidad de lo que marcaba la fase nasal (florecillas y frutas verdes a punto de madurar). Tras su paso por el paladar deja una agradable sensación, larga y sutil, con recuerdos marinos -por algo nace asomado al Atlántico, frente a la Ría de Arosa-, seguidos de notas minerales y un recuerdo de jengibre que se mezcla con sensaciones de lichies y frutas exóticas.

Este albariño de inconfundible botella azul será fiel compañero de mariscos como vieiras y ostras, de todo tipo de pescados, así como de arroces y ensaladas con frutas tropicales. PVP: 14 euros.

 

 


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Escribe un comentario

*