Colac: las salsas topping que transforman postres y helados

Un toque mágico para dar una nueva vida a helados, gofres, yogures, postres…  y elaborado con ingredientes de altísima calidad, lo que se nota en su textura e intenso sabor. Son las salsas topping de la firma belga Colac.
Los sabores frutales de las salsas topping Colac:

Los sabores frutales de las salsas topping Colac: albaricoque y miel, frambuesa. groosella, limón, mango, piña…

Elaboradas en Bélgica y de calidad superior, las salsas topping Colac destacan por su sabor, la belleza e intensidad del color y su perfecta textura, por lo que son las favoritas de muchos profesionales hosteleros.

La gama es muy amplia, con 26 sabores. Muchos de ellos transmiten la pasión por la fruta de la firma Colac, que lleva más de 35 años elaborando salsas.

Hay sabores frutales, como albaricoque, cereza o kiwi, y otros “golosos” de chocolate negro, chocolate blanco, caramelo, caramelo salado o avellana, pasando por recetas más pasteleras como el ponche de huevo, el chocolate para calentar (ideal para creps, profiteroles o gofres) o la galleta speculoos. Y, por supuesto, no falta una imprescindible: la salsa de chocolate sin azúcar.

Cómo transformar y dar valor a unos yogures artesanos o un gofre con las salsas topping Colac

Cómo transformar y dar valor a unos yogures artesanos o un gofre con las salsas topping Colac

Cada sabor es una inagotable fuente de inspiración para las creaciones de chefs, pasteleros, heladeros, barmans…

Las salsas Colac se ofrecen en botella dosificadora flexible con tapón de cierre; un envase cómodo y muy fácil de usar, además de resistente y reciclable.

El Grupo Deleitas, especializado en bebidas e ingredientes especiales para el canal horeca, distribuye las salsas Colac en España. Más info y pedidos en el tel. +34 93 706 50 30 o en el e-mail: deleitas@deleitas.com.

Los sabores más golosos de las salsas Colac

Los sabores más golosos de las salsas Colac: amaretto, caramelo, vainilla, ponche de huevo, diferentes chocolates…

 


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Escribe un comentario