El camping que ahorra un 30% en su factura eléctrica gracias a la energía solar

El imparable aumento del precio de la electricidad obliga a muchos establecimientos turísticos a replantearse su suministro energético. Las energías renovables se postulan como una alternativa: éste el caso del camping catalán Serra de Prades, pionero en España con una instalación de energía solar fotovoltaica de 10 kW que genera energía para su propio consumo. El  camping dispone ahora de energía gratuita durante toda la vida útil de la instalación, que puede llegar hasta 40 años, y ha conseguido ahorrar un 30% en su factura eléctrica.
Vista aérea del camping Serra de Prades

Vista aérea del camping Serra de Prades, con los paneles solares sobre uno de los tejados

El camping Serra de Prades (Vilanova de Prades, Tarragona) puso en funcionamiento el pasado mes de julio una nueva instalación de energía solar fotovoltaica de 10 kW, realizada por la empresa leridana Sofos Energía, que ha sido una iniciativa pionera en España en el sector.

Desde entonces, el camping ha conseguido ahorrar un 30% en la factura eléctrica gracias a los 14.000 kWh de energía solar fotovoltaica producida en el mismo establecimiento.

La instalación consta de 40 paneles de 250 Wp de la marca alemana Schüco y de un inversor Solarmax de 10 kW. Para optimizar la integración arquitectónica, los ingenieros de Sofos Energía propusieron hacer una instalación sobrepuesta, y para ello se seleccionó un tejado que tuviese una inclinación y orientación adecuadas para poder ubicar los paneles.

El director del camping Serra de Prades, Josep Ramon Guiu, explica que “el resultado ha sido completamente satisfactorio, ya que la instalación está consiguiendo mucho más rendimiento del que se pronosticó gracias a las buenas condiciones de la zona”.

También destaca que “conlleva un importante ahorro, ya que nos ha permitido reducir la potencia contratada. Además, con la energía que producimos nos autoabastecemos de electricidad y no necesitamos consumir de la red eléctrica ni tampoco el gasoil que antes usábamos para la calefacción y para calentar el agua de los servicios y de la piscina”.

Uno de los bungalows del camping

Uno de los bungalows del camping, que con la inversión realizada en paneles solares va a ahorrar 3.000 euros al año

De los 14.000 kWh anuales de energía producida, casi el 100% será autoconsumido instantáneamente en el mismo camping. De esta manera, durante los primeros meses de verano el ahorro en la factura eléctrica ha sido de cerca del 30% y se prevé que a lo largo del año sea del 25%, generando un ahorro anual de casi 3.000 euros.

Guiu destaca que “a pesar de la reforma energética injusta que está tramitando el Gobierno con la imposición de peajes en el autoconsumo, la instalación fotovoltaica que hemos llevado a cabo en nuestro camping es una actuación de ahorro muy acertada”.

La instalación consta también de un sistema de telemonitorización que permite ver instantáneamente cuál es la producción de la instalación fotovoltaica y que avisa de forma automática de cualquier alteración en la producción de energía.

El autoconsumo con energía solar, una opción

Las instalaciones de autoconsumo con energía solar fotovoltaica están reguladas en España por el RD 1699/2011, que permite su conexión a la red interior del consumidor. La conexión es en paralelo a la red eléctrica, lo que permite aprovechar la energía para autoconsumo en función de la demanda y la venta de excedentes a la compañía eléctrica.

Con una inversión que ronda los 20.000 €, el usuario dispone de energía gratuita durante toda la vida útil de la instalación, que puede llegar hasta 40 años. De hecho, los fabricantes de los paneles facilitan una amplia garantía de 25 años de producción (se garantiza de forma lineal una producción del 90% en el año 12 y una del 80% en el año 25) y en un entorno de precios energéticos crecientes, esto supone un factor de competitividad para cualquier empresa del sector turístico.

Las instalaciones fotovoltaicas son modulables y de esta manera se diseñan como un ” traje a medida” de acuerdo con las necesidades de cada consumidor. La normativa actual permite hacer instalaciones conectadas a red de hasta 100 kW, en las que los ahorros pueden llegar a los 30.000 € anuales .

 


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Escribe un comentario