El consumo fuera del hogar supuso una tercera parte del gasto total en alimentación en 2017

En 2017 más de la tercera parte del gasto total en alimentación y bebidas en españa se realizó fuera del hogar. El 68,2% del gasto se destinó a alimentos, y el 31,8 restante a bebidas.

Grupo de clientes en un restaurante

Durante el pasado año se registró un incremento de cerveza y agua fuera del hogar y perdió intensidad el consumo de vinos y cavas

Durante el año 2017, más de la tercera parte del gasto total en alimentación y bebidas se realizó fuera del hogar, revela el Informe del consumo de alimentación en España 2017presentado por el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas.

Este estudio indica que el gasto en alimentación ascendió a 102.584,72 millones de euros; de ellos, más de una tercera parte se realizó fuera del hogar.

El gasto en alimentos, bebidas frías, bebidas calientes y aperitivos fuera del hogar ascendió a 35.094 millones de euros, lo que equivale a 3.896,6 millones de kg-litros y cerca de 8.327,5 millones de consumiciones en términos más generales.

Los alimentos representan la mayoría de la facturación fuera del hogar, y representan el 68.2% del valor generado por el consumo extradoméstico. Las bebidas frías (que incluyen bebidas espirituosas, cervezas, vinos y espumoso, bebidas refrescantes, agua, zumos, bebidas a base de zumo y leche, otras bebidas frías como tinto de verano y sidra), ocupan el segundo lugar en relevancia, con una cuota de valor de 24,5%, mientras que el 7,3% restante corresponde al valor de las bebidas calientes.

profesionalhoreca consumoTeniendo en cuenta cada tipo de consumo, el comportamiento es muy diverso según el grupo de productos contemplado, pues la elección varía enormemente en función de la ocasión de consumo (comidas principales, entre horas, etc.), el entorno (solos, con amigos, con familia, con compañeros de trabajo), o el grupo de edad. Así, se puede destacar la buena evolución en general de bebidas frías como la cerveza y el agua, mientras que hay productos, como vinos y cavas, que durante el año 2017 pierden intensidad de consumo.

profesionalhoreca consumo

El gasto total de alimentación se incremento un 3,6%

El gasto total de los españoles en alimentación durante 2017 ascendió a 102.584,72 millones de euros, lo que significa un incremento del 3,6% con respecto a 2015, correspondiendo el 80,4% a la compra de alimentos y el 19,6% restante a bebidas frías y calientes..

Comparando el consumo dentro y fuera de los hogares, el 88,2% del volumen de alimentos y bebidas se consumen en casa, con sólo el 11,8% del total consumido fuera. Los alimentos que suponen un mayor volumen del consumo total son las verduras y hortalizas, con un consumo per cápita de 101,2 kg por persona y año, seguidas por  la fruta, consumida principalmente en casa, con 96,4 kg por persona anuales, y en tercer lugar la carne fresca, con 42,6 kg/persona/año.

Fuera del hogar destaca la buena evolución en general de bebidas frías como la cerveza y el agua, mientras que hay productos, como vinos y cavas, que durante el año 2017 pierden intensidad de consumo

En cuanto a las bebidas, el gasto total ascendió a 13.276,7 millones de euros, consumiéndose la gran mayoría, el 82,4% dentro del hogar. Entre las preferidas destaca el agua embotellada, con 81,95 l /persona y año; la cerveza con 42,04 l/persona y año; las bebidas refrescantes con 49,43 litros por persona anuales, y el café, con 23 litros por cabeza en total.

El gasto total de los hogares españoles en alimentación ascendió a 67.490,78 millones de euros, lo que supone un incremento del 0,6 por ciento respecto al año anterior (2016). Se constata la importancia de  productos  como  las frutas y hortalizas y las patatas frescas, junto con la leche y derivados.

En cuanto a las bebidas, los datos muestran un aumento en el consumo del agua envasada, y las cervezas, y un descenso en el caso de las bebidas refrescantes, los zumos y néctares y las bebidas espirituosas, así como los vinos con DOP/IGP.

El informe sobre consumo en España 2017 estudia también la evolución del desperdicio alimentario. De sus datos se desprende que en 2017, los hogares españoles tiraron a la basura 1.229 millones de kilos de alimentos, lo que supone 23,6 millones de kilos semanales. Esta cifra supone una reducción del 5,7 por ciento respecto al período anterior, es decir, se tiraron a la basura 74,5 millones de kilos menos.

La versatilidad es la clave en la tendencia del consumo

El panel de usos evidencia los cambios y tendencias en el  comportamiento del consumidor. En él se constata que los cambios y la simplificación del menú construyen un nuevo contexto en las comidas y en las cenas, donde la versatilidad es la clave en el consumo.

También destaca la irrupción del desayuno salado, que ofrece un nuevo panorama competitivo para las categorías de desayuno tradicional, que deben adaptarse a la  nueva realidad para poder crecer en el primer momento del día.

El deporte gana también relevancia en nuestra sociedad, y se convierte en una oportunidad de valor para el mercado, pues siguen creciendo las ocasiones de consumo entre los deportistas, así como las preparaciones rápidas y saludables.

 


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Escribe un comentario