El uso de la vivienda turística crece un 25% en los dos últimos años

Así lo determina el “IV Barómetro del Alquiler Vacacional en España” (2017), elaborado por la Universidad de Salamanca y la plataforma HomeAway. Según este estudio, el sector de la vivienda turística ha tenido un impacto económico cercano a los 14.000 millones de euros en los dos últimos años.

En los dos últimos, la vivienda turística ha sido utilizada en más de 22 millones de viajes, 4,5 millones de viajes más que en 2015. Además, el 16% de los viajeros españoles asegura que, en sus desplazamientos por ocio, solo utiliza esta modalidad de alojamiento, mientras que el 84% restante combina la vivienda turística con hoteles, casas rurales, etc.

vivienda turística

Infografía realizada por HomeAway

Asimismo, el número de viajes realizados en estos dos últimos años por los usuarios de vivienda turística ha sido mayor (6,4) que el de los hoteles (5,7), situación que ya se apreciaba en 2015. Los que simultanean ambas​ modalidades de alojamiento hacen un mayor número de viajes (7,0) que los que utilizan en exclusiva hoteles (5,0) o vivienda turística (3,7). No obstante, quienes se alojan exclusivamente en una vivienda turística contratan un mayor número de noches (5,5) que los que se alojan en hotel (3,3), y son los usuarios de vivienda vacacional los que optan por una mayor duración de la estancia (6,4 noches ).

En cuanto a la tipología del usuario, el estudio establece que los principales usuarios de las viviendas turísticas son familias (51%), con un incremento de 6 puntos porcentuales respecto a 2015, pero también parejas (28%) y grupos de amigos (19%). En los hoteles, las parejas (52%) y familias (33%) son los clientes más habituales.

Herramientas de búsqueda y criterios de elección

La utilización de webs especializadas en alojamiento lidera la búsqueda de información tanto si se trata de localizar una vivienda turística (63%) como si se trata de buscar un hotel (56%). Las agencias de viajes on-line constituyen también una herramienta de consulta para el 71% de los viajeros que desea encontrar una vivienda turística y el 64% de los que buscan hoteles.

El uso de la vivienda turística ha aumentado en España en 6 puntos porcentuales en los últimos dos años, pasando del 27% al 33%

El precio y la ubicación son los dos factores fundamentales que el usuario tiene en cuenta a la hora de elegir un alojamiento. No obstante, los usuarios de viviendas turísticas se revelan más permisivos con la ubicación que los que se alojan en los hoteles. Así, la ubicación a 20 o menos minutos a los lugares de interés concentra el 76% de las preferencias de los usuarios de vivienda vacacional frente al 83% de los que optan por el hotel.

Después de vivir la experiencia, la disposición a recomendar el alojamiento es alta tanto por parte de los usuarios de vivienda turística (4,3) como por los usuarios de hoteles (4,1). Además, los viajeros que optan por ambos tipos de alojamiento publican hoy en Internet un mayor número de opiniones que en 2015, un aumento que ha sido sensiblemente mayor en el caso de la vivienda turística (9 puntos porcentuales más) que en en el de los hoteles (3,8 puntos porcentuales más).

Los usuarios de viviendas turísticas gastan más

El “IV Barómetro del Alquiler Vacacional en España” también señala que, de media, el gasto que generan los usuarios de una vivienda turística durante su estancia es de 2.436 euros, frente a los 1.339 euros de los que se alojan en un hotel. De esos 2.436 euros, 533 euros pertenecen al alquiler del alojamiento (417 euros en hotel) y 1.903 euros de otros gastos vinculados a la estancia (alimentación, ocio, etc.) frente a los 923 euros que se gastan los que se hospedan en hoteles.

Otro dato de interés es que las partidas de mayor gasto son las compras y consumiciones (comidas y consumiciones fuera del alojamiento, comestibles y otros productos de consumo cotidiano para consumir dentro el alojamiento y otras compras), que representaron el 56% de ese gasto en usuarios de alquiler vacacional (5 puntos porcentuales más si se compara con 2015) y el 54% en usuarios de hoteles (3 puntos porcentuales más respecto 2015).

vivienda turística

Infografía realizada por HomeAway

Todo ello ha supuesto que el sector de la vivienda turística haya tenido un impacto económico cercano a los 14.000 millones de euros en los dos últimos años, lo que representa 2.824 millones más que lo cifrado en el barómetro de 2015 (11.120 millones).

A la luz de estos datos, Juan Carlos Fernández, director general de HomeAway para el sur de Europa, concluye que “el alquiler vacacional sigue en auge en España” y cada vez son más los españoles que se decantan por este formato de alojamiento dada su calidad y adaptación a las necesidades del consumidor actual. Además, desde su punto de vista, “el alquiler vacacional es totalmente complementario a la oferta hotelera, ya que la mayoría de españoles combina en sus viajes de ocio ambas tipologías”.

 


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Escribe un comentario

*