El Kit Kat, ¡convertido en pastel!

Los amantes de las populares barritas de chocolate Kit Kat y Lion están de suerte: ahora pueden disfrutar de su snack favorito ¡convertido en tarta!. Una idea de la firma de pastelería Erlenbacher dirigida al consumidor más joven y que es toda una tentación en cafeterías, pastelerías y establecimientos de restauración en ruta.
La barrita de pastel de Kit Kat

La barrita de pastel de Kit Kat

Dos productos llamados a ser un éxito, que combinan la popularidad de estas dos marcas de Nestlé y la experiencia de la pastelería artesanal alemana de Erlenbacher. Las “Cake Bars” o barrigas de pastel de Kit Kat y Lion son llamativas y tentadoras y también incitan, como las chocolatinas originales, a tomarse un respiro y disfrutar. Para los establecimientos hosteleros suponen ampliar su gama de pastelería con un producto goloso que induce al consumo por impulso.

Se ofrecen congelados en cajas con 14 porciones, cada una con su envoltura individual que potencia la imagen de marca y garantiza una presentación óptima y un alto grado de reconocimiento.

Estas Cake Bars destacan por el auténtico sabor a barrita de chocolate de sus hermanas originales, apreciado por un público muy amplio y diverso. Por esto, las barritas de pastel complementan muy bien la amplia gama de Erlenbacher. Como todos los productos de esta casa alemana, las nuevas Cake Bars se fabrican con ingredientes de primera calidad y sin añadir conservantes, colorantes o aromas artificiales, y sin grasas o aceites hidrogenados.

El pastel de Kit Kat alterna tres finas capas de bizcocho con crema de nougat  y trocitos de barquillo. La capa superior de la crema de nougat está coronada con un original barquillo Kit Kat, lo que encantará a los fans de este popular snack. Cada caja contiene 4 bandejas con 14 barritas con un peso total de 1.100 g (79 g cada barra).

La barrita de pastel de Lion

La barrita de pastel de Lion

La barriga de Lion combina dos capas de bizcocho caramelizado con crema de nougat y caramelo, y trocitos de caramelo; otra capa de crema de nougat y caramelo, y un barquillo crujiente cubierto de chocolate. Cada caja contiene 4 bandejas con 14 barritas con un peso total de 1.250 g (89 g cada Cake Bar).

Estos nuevos productos de Erlenbacher son ideales para la hostelería porque se almacenan fácilmente y se descongelan muy rápido. Están precortados en 14 porciones y son fáciles de manipular.

Más info y pedidos en el tel. 932 097 806 o en el e-mail suter@erlenbacher.net


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Escribe un comentario