La navarra Pizza Buona inicia su expansión nacional en franquicia

Nueva oportunidad para emprendedores en restauración: la enseña navarra Pizza Buona ha elegido la franquicia para iniciar su crecimiento nacional. Partiendo de tres establecimientos operativos, espera alcanzar los diez locales a lo largo de este ejercicio.
Pizza Buona ofrece pizzas, pero también otros productos

Pizza Buona ofrece pizzas, pero también otros productos

La firma navarra ha decidido emprender su desarrollo bajo el sistema de franquicia, “a través de un modelo cien por cien reproducible, que cuenta con el respaldo de seis años en el mercado y la experiencia de tres establecimientos a pleno rendimiento”, señalan sus responsables.

Pizza Buona comenzó su actividad con el objetivo de poner en funcionamiento una pizzería que fuera más allá de lo que hasta entonces existía en el mercado. La cadena ha configurado un modelo de negocio en el que, además de pizzas, elabora hamburguesas, bocadillos y otras variedades como alitas de pollo, nuggets o patatas fritas, para degustar en el local o a domicilio.

La cadena ha apostado por un producto de calidad, elaborado con materia prima seleccionada, lo que ha facilitado un alto nivel de fidelidad entre sus clientes. Su punto diferenciador frente a otros competidores es el bajo coste de producto, “haciendo el negocio lo más rentable posible”.

Ahora Pizza Buona inicia una expansión nacional que será “contenida, para poder consolidar cada una de las aperturas y garantizar así el éxito de cada una de las nuevas unidades de negocio”, señalan desde la enseña. Las próximas aperturas serán en Madrid y Valencia.

La inversión necesaria

La inversión necesaria para poner en funcionamiento una franquicia Pizza Buona gira en torno a 50.000 euros, en locales desde 40 metros cuadrados, ubicados en poblaciones con un mínimo de 20.000 habitantes.

El perfil del franquiciado es el de una persona dinámica con ganas de trabajar y gestionar su propio negocio. Ha de contar con recursos suficientes para afrontar la inversión y habilidades sociales para dirigir un grupo de trabajo joven. Es recomendable conocimientos mínimos financieros para la gestión de un negocio.

Local de Pizza Buona

Local de Pizza Buona

La enseña ofrece al franquiciado “todo el apoyo y asesoramiento, desde el plan de inversión y amortización hastala formación de los recursos humanos. Estaremos a su lado y a su disposición para conseguir el éxito”.

El apoyo de la central se materializa en diversos ámbitos:
· Búsqueda de las mejores localizaciones
· Plan de desarrollo.
· Plan de inversión y amortización.
· Estudio de mercado.
· Análisis de la competencia.
· Análisis de locales comerciales.
· Confección del proyecto y seguimiento del mismo.

¿Interesado en una franquicia Pizza Buona? Contacta aquí.

 


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Escribe un comentario

*