La nueva imagen del restaurante La Cabra

El estudio de arquitectura Mecanismo es el responsable del nuevo interiorismo del restaurante madrileño La Cabra, que conserva los elementos de identidad del establecimiento. El proyecto se realizó en sólo tres semanas, y la iluminación indirecta es la gran protagonista.

Restaurante La Cabra - interiorismo - estudio Mecanismo - ProfesionalHoreca

La nueva sala de La Cabra tras la intervención del estudio Mecanismo, con una imagen cálida y muy actual. En las mesas, mármol y madera de nogal

El chef Javier Aranda era consciente de que su aclamado restaurante La Cabra, con una estrella Michelin, necesitaba un cambio. Sin embargo, tenía claro que algunos elementos y ciertas partes debían conservarse: sus incondicionales debían reconocerlo. Por ello encargó a Marta Urtasun y Pedro Rica, del estudio Mecanismo, una intervención “que no fuera evidente” y mantuviera  la esencia de la casa.

Los interioristas han logrado un doble objetivo: lograr un ambiente más dinámico y divertido para el restaurante, que después de la reforma sigue siendo “La Cabra”, y realizar la intervención en sólo tres semanas, ya que había reservas cerradas desde hacía tiempo.

Restaurante La Cabra - interiorismo - estudio Mecanismo - ProfesionalHoreca - sofá

El gran sofá corrido de 7 metros de longitud y revestido en madera de nogal da mucha personalidad a la sala

“La intervención no tenía margen de error y debía estar totalmente controlada”, señala Marta Urtasun .”Por eso convertimos la actuación en un trabajo de taller, fabricando elementos en taller que llegaron totalmente terminados y testados para su rápida implantación en la obra”.

Son elementos funcionales que definen el nuevo concepto estético del local, como por ejemplo las dos barras de servicio, los gueridones, un gran sofá corrido de más de 7 metros de longitud y otros dos diferentes de cuatro metros cada uno, las mesas de diferentes tipos y las lámparas. Todos ellos unidos mediante un despiece enladrillado de taquitos de madera de nogal, criterio geométrico que ordena todos los elementos.

Restaurante La Cabra - interiorismo - estudio Mecanismo - ProfesionalHoreca

Ladrillo, madera de nogal, mármol, metal, textiles… los materiales naturales quedan perfectamente integrados

En estas piezas, el nogal se combina con otros materiales naturales como el mármol, en tono marrón emperador, que se utiliza para barras y  tableros de las mesas, o el metal, que se emplea en elementos auxiliares como zócalos, hornacinas o la estructura de las luminarias. La tela es la base de los asientos tapizados de sillas y sofás. Todos ellos, materiales naturales integrados bajo un mismo y riguroso criterio.

Por lo demás, se ha creado espacio neutro y fluido eliminando elementos sobrantes, reforzando algunos muros, pintando los techos y creando una iluminación completamente diferente a la existente.

Restaurante La Cabra - interiorismo - estudio Mecanismo - ProfesionalHoreca - barra

Los textiles de las sillas dan el toque de textura y color al conjunto

La iluminación es la clave.

De hecho la nueva iluminación, indirecta, tenue y cálida, es la gran protagonista del nuevo ambiente del restaurante, explican los interioristas.

Mecanismo diseñó dos tipos de luminarias suspendidas, unas de pared y otras para el centro de las mesas, mediante una estructura metálica interna y un revestimiento de lamas de nogal. Logran una atmósfera especialmente tenue y cálida, clave en la nueva apariencia de La Cabra.

Todas las piezas han sido diseñadas por el estudio especialmente para el restaurante. Previamente se crearon numerosos prototipos y muestras que realizaron diferentes gremios para que cuando llegara el momento todo encajara perfectamente.

Restaurante La Cabra - interiorismo - estudio Mecanismo - ProfesionalHoreca

Las paredes oscuras centran la atención en las mesas. La iluminación indirecta, tenue y cálida, crea la atmósfera del local

La intervención de obra in situ se minimizó al máximo, para evitar retrasos e imprevistos. Se ha empleado ladrillo macizo como revestimiento que forma una relación geométrica y visual con los taquitos de nogal de todas las piezas de mobiliario. En los muros que no tuvieron que reforzarse se dejó visto el ladrillo original, y se oscureció el resto de elementos para terminar lograr un ambiente neutro y limpio que centra la atención en los nuevos materiales y elementos.

El resultado es un espacio sobrio, cálido y versátil con un componente dinámico generado gracias a las geometrías de líneas curvas y el metódico despiece enladrillado que conforma cada uno de los elementos, relacionándolos entre sí y creando un concepto único y natural, explican los responsables de Mecanismo.

Restaurante La Cabra - interiorismo - estudio Mecanismo - ProfesionalHoreca - lámparas

La luminarias, diseño de Mecanismo, tuenen una estructura metálica interna y un revestimiento de lamas de nogal

 


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Escribe un comentario