La restauración española creció un 2,1% en 2018

El mercado de la restauración en España cerró 2018 con unas ventas de 36.763 millones de euros, lo que supone un aumento del 2,1% respecto al año anterior. Se trata del cuarto crecimiento anual consecutivo del sector, aunque ligeramente más moderado que el registrado en 2017 (2,5%), según un estudio de The NPD Group.

Este incremento, que implica una facturación adicional de 740 millones de euros, ha sido posible “gracias al buen comportamiento del mes de diciembre, que contribuyó a compensar el débil desempeño de los trimestres centrales del año (primavera y verano)”, señala Vicente Montesinos, director ejecutivo de The NPD Group en España.

profesionalhoreca. restaurante casual, fast food, comida rápida

Los restaurantes de servicio rápido generan más ventas y tráfico que el conjunto de la restauración española

La restauración española también ganó tráfico de clientes el año pasado, al registrar 71 millones de visitas más, hasta alcanzar los 7.450 millones de visitas al cierre del ejercicio, un 1% más que en 2017.

Por su parte, el gasto medio por comensal aumentó un 1,1%, hasta los 4,93 euros por visita, el mismo nivel al que se situaba en 2008, antes de la crisis.

El servicio rápido crece al 3%

Más de la mitad de las ventas adicionales del sector proceden de los restaurantes de servicio rápido (QSR, por sus siglas en inglés), segmento compuesto por bares, cafeterías, establecimientos de comida rápida y envío a domicilio. Este canal también constituyó el principal motor del tráfico, al generar tres de cada cuatro nuevas visitas. De este modo, los restaurantes de servicio rápido cerraron 2018 con un crecimiento superior al del conjunto del mercado: del 3% en las ventas y del 1,3% en tráfico.

Delivery + take away, un tándem de éxito: el segmento de envío a domicilio, que creció un 17% en ventas en 2018 constituye, junto a la comida para llevar, uno de los principales factores de desarrollo de la restauración

Por su parte, los restaurantes de servicio completo (establecimientos a la carta, de menús, internacionales y temáticos), han aumentado un 1,2% su facturación en 2018, “con un saldo de tráfico plano”, señala el estudio de The NPD Group.

Entre las palancas del mercado en 2018 destaca el incremento del consumo de jóvenes y adultos trabajadores; los consumos funcionales y de impulso por encima de los sociales e indulgentes; los consumos de mañana y, especialmente, en días de diario; y el consumo fuera de los establecimientos (para llevar y envío a domicilio), entre otros.

“Dentro de este contexto, es destacable el segmento de envío a domicilio, que creció un 17% en ventas y que, junto a la comida para llevar, constituye uno de los principales factores de desarrollo de este sector, con una tendencia fuerte y consistente”, explica el director ejecutivo de esta firma de investigación de mercados.

 


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Escribe un comentario