Las claves de un año turístico “excepcional e imprevisto”

El turismo cierra un ejercicio 2016 “excepcional e imprevisto”, en el que el 71,6% de las empresas turísticas españolas mejoró sus resultados y un 84,9% sus ventas, según el balance de Exceltur, que atribuye los óptimos resultados a una conjunción de diversos factores “muy difícilmente repetibles”.
Bañistas paseando por la playa

España ha registrado en 2016 75,4 millones las llegadas de turistas extranjeros, un 10,1% más que el año anterior

2016 ha acabado con un crecimiento del PIB turístico del 4,9%, y con la creación de 80.668 nuevos empleos en el sector, lo que  supone un 15% de todos los nuevos empleos creados en España. A ello se suma un aumento de 6.414 millones de euros de actividad directa e indirecta generada por el turismo (estimación a partir de la Cuenta Satélite), hasta los 125.000 millones de euros, lo que eleva la participación del turismo al 11,2% del PIB.

El hecho de que el 71,6% de las empresas turísticas españolas haya mejorado sus resultados en 2016 y un 84,9% sus ventas, respecto al muy positivo año 2015, “las coloca en una posición financiera más saneada para seguir invirtiendo en mejoras de la oferta, y prepararse para cuando cambie el ciclo o se atenúen los vientos de cola exógenos, que ahora nos favorecen” señalan los empresarios turísticos agrupados en Exceltur.

¿Cuáles son las claves de los excepcionales resultados de 2016? Según Exceltur, se deben a la conjunción de diversos factores muy difícilmente repetibles:

1. El extraordinario aumento de demanda extranjera hacia España ha sido el principal impulsor de la actividad turística en 2016: 75,4 millones las llegadas de turistas extranjeros, tras un crecimiento del 10,1%, sobre la ya excepcional afluencia externa recibida en 2015, y 54.400 millones de euros en ingresos.

Turquía y Egipto han perdido 15 millones de turistas en 2016, un volumen superior a la caída de 7 millones sufrida en 2011 por la Primavera Árabe

2. El desplome de turistas en los países competidores, especialmente con Turquía a la cabeza, es el principal factor determinante del aumento de demanda externa. Según datos oficiales de sus Bancos Centrales, a noviembre de 2016, Turquía y Egipto perdieron 15 millones de turistas (10,7 mills Turquía y 4,2 mills Egipto), un volumen superior a la caída de 7 millones sufrida en 2011 por la Primavera Árabe. Estas reiteradas caídas explican un 49% de la demanda extranjera adicional acumulada en España desde entonces.

3. Los empresarios han intensificado la inversión en renovación y reposicionamiento de su oferta en ciertos destinos.

4. La favorable evolución de las tres magnitudes que más inciden en los flujos turísticos: bajos precios del petróleo, tipos de interés negativos y el euro en niveles mínimos frente al dólar, han impulsado la demanda turística y los resultados empresariales.

5. Nulo efecto en 2016 del Brexit sobre las llegadas de británicos a España. Los indicadores turísticos del mercado británico hacia España (llegadas de turistas, pernoctaciones en hoteles y gasto) acaban el año en valores máximos de los últimos quince años, manteniendo una senda continua de crecimiento desde la aprobación del Brexit, aunque se aprecia una moderación a medida que ha avanzado el año.

El Brexit no ha afectado a las llegada de británicos a España en 2016, aunque se aprecia una moderación a medida que ha avanzado el año

6. Todos los mercados exteriores han registrado un inusual crecimiento de sus viajes y gasto turístico a España, partiendo de los altos niveles del año 2016. Destaca el fuerte aumento del mercado nórdico (+12,0% en términos de pernoctaciones hoteleras), los Países Bajos (+14,0%), Portugal (+9,3%) y mercados de menor tamaño como Irlanda (+14,9%) y Luxemburgo (+11,7%).  También Alemania y Francia cierran el año con crecimientos notables (+6,6% y +6,4%, respectivamente en sus pernoctaciones hoteleras), y EE UU (+ 6,8%) destaca entre los de larga distancia.

7. Según las estimaciones de Exceltur al cierre de 2016, descenderá un año más el ingreso por turista extranjero que revierte a España, por la caída de la estancia, si bien se produce un tímido aumento del 1% de su gasto diario en destino. 2016 volverá a revelar una caída, en este caso del -3% hasta 721 € del ingreso por turista extranjero que revierte a España, encadenando 5 años consecutivos de descenso, o 16 años si se descontase la inflación.

8. El mercado español mantiene su senda estable de recuperación en consonancia con el crecimiento del consumo de las familias, pero a ritmos algo menores que en 2015. La combinación de un difícil acceso a cupos de camas por los operadores españoles y una mayor propensión a viajar al extranjero (los pagos por turismo al exterior suben el 17,5% hasta octubre) ha desacelerado el crecimiento de los viajes y el gasto turístico de los españoles dentro de nuestro país.

El mercado español mantiene su senda estable de recuperación en consonancia con el crecimiento del consumo de las familias, pero a ritmos algo menores que en 2015

9. Sube la actividad de los viajes de negocios en España, en un mercado caracterizado por la búsqueda de una mayor eficiencia en reducir costes operativos: aumenta el gasto (+14,6% de los españoles y +21,2% de los extranjeros) y las pernoctaciones, mientras se reduce el número de viajes (-0,7% los españoles y -1,6%% los extranjeros).

10. El 92,1% de los hoteles españoles y el 93,8% de las actividades de ocio mejoran sus resultados en el conjunto de 2016, colocándose como los subsectores con un mejor balance empresarial del año. Las compañías de transporte sufren la sobrecapacidad del mercado y el 63,0% de las mismas no consiguen trasladar su mejoría en ventas, a márgenes o resultados.

11. Prácticamente todos las CCAA y destinos mejoran sus resultados, destacando Andalucía, Baleares, Canarias y la Comunidad Valenciana en zonas de sol y playa; Galicia, Cantabria y Asturias en la España Verde, y Madrid, Extremadura y Castilla La Mancha en las zonas de interior.

12. Se confirman y aceleran “los efectos negativos del crecimiento descontrolado e irregular del alquiler turístico de viviendas”. En los últimos dos años la oferta reglada apenas ha subido un 1,6% en España, mientras las viviendas en plataformas P2P para su alquiler turístico lo han hecho un 74,8%. Ello provoca, en destinos como Barcelona, Ibiza, Mallorca, Valencia… problemas de sobrecapacidad, dificultad de acceso a la vivienda y problemas de convivencia vecinal, “e inducen una indeseable turismofobia”, señalan desde Exceltur.

En los últimos dos años la oferta reglada apenas ha subido un 1,6% en España, mientras las viviendas en plataformas P2P para su alquiler turístico lo han hecho un 74,8%

Las expectativas para 2017

Según las previsiones de los empresarios del sector, la actividad turística seguirá creciendo en 2017 pero a menor ritmo, “al atenuarse la mayoría de los vientos de cola que han soplado a favor en 2016”. Estiman un crecimiento del PIB turístico del 3,2% en 2017, con lo que el turismo seguirá siendo uno de los principales motores del crecimiento de la economía española y de la creación de empleo.

Según Exceltur, la mayor parte de factores que han impulsado la demanda turística en 2016, se suavizarán en 2017. La demanda adicional que pudiera redirigirse de nuevo a España, se reducirá sustancialmente tras el ya notable trasvase de 2016, junto a un precio del petróleo y tipos de interés con tendencia al alza, y un consumo español y británico que apuntan a la desaceleración, con el riesgo añadido del Brexit. 

 


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Escribe un comentario