La facturación del mercado hotelero aumentará un 6% en 2018

Tras cerrar 2017 con un incremento del 9,5%, la facturación del mercado hotelero español crecerá este año en torno al 6%, alcanzando una cifra récord superior a los 17.000 millones de euros, revela un estudio de DBK. Los viajeros españoles están tomando el relevo de los turistas extranjeros como motor de crecimiento del sector; la recuperación de destinos rivales ya se hace notar en la menor demanda de algunos países emisores.
Habitación de hotel

El sector hotelero español facturará 17.200 millones de euros en 2018, un 6% más. El año que viene crecería algo menos, entre un 4% y un 5%

El mercado hotelero español podría alcanzar unos ingresos totales de unos 17.200 millones de euros en 2018, con un incremento de alrededor del 6%, revela el Observatorio Sectorial DBK de Informa.

Un crecimiento basado en el dinamismo de la actividad económica y el aumento del gasto de los hogares, que seguirán impulsando el negocio de los establecimientos hoteleros. Los analistas advierten, no obstante, que el mercado previsiblemente experimentará una suave ralentización, derivada de la recuperación de destinos alternativos, que en los últimos años se han visto afectados por la inestabilidad política y la amenaza del terrorismo.

El crecimiento de la demanda de alojamiento en establecimientos hoteleros y de los ingresos medios por habitación registrados en los primeros meses del año ya anticipan el mantenimiento de la tendencia de incremento del mercado en el conjunto de 2018. Si para este año se prevé una facturación de 17.200 millones de euros en 2018, lo que supondría un crecimiento de alrededor del 6%, para el año siguiente el aumento se situaría en el intervalo del 4-5%.

La buena marcha de la economía y el aumento del gasto de los hogares seguirán impulsando el negocio hotelero. Los analistas advierten, no obstante, que el mercado  experimentará una suave ralentización, ante la recuperación de destinos rivales

Por tipo de hoteles, los establecimientos urbanos registrarán nuevamente en el bienio 2018-2019 un comportamiento algo mejor que el del conjunto del mercado, pudiendo crecer en torno al 6-7% anual.

En general la buena evolución de la demanda, el crecimiento del grado de ocupación y el positivo comportamiento de los costes harán mejorar la rentabilidad del conjunto del sector, que destaca por su dinamismo, con numerosos proyectos de inauguración de nuevos establecimientos por parte de las principales cadenas. Se prevé una creciente expansión en el extranjero por parte de los operadores españoles, fundamentalmente en Europa, la zona del Caribe, África y Oriente Medio.

El crecimiento de la demanda y el crecimiento de los márgenes atraerán a cadenas hoteleras extranjeras con escasa presencia en España o sin ella. Destacan los operadores europeos o estadounidenses, aunque también “algunos grupos de origen chino que cuentan con una creciente presencia a escala internacional”, explican desde DBK.

Un excelente 2017

2017 ha sido un año excelente para el sector hotelero español, continuando con la positiva evolución de 2016, gracias a la fuerte demanda tanto nacional como, sobre todo, extranjera. El sensible aumento del número de pernoctaciones en los hoteles de mayor categoría y el destacado crecimiento de los precios impulsaron el valor del mercado.

La facturación sectorial se situó en 2017 en 16.200 millones de euros, tras haber crecido un 11,7% en 2016 y un 9,5% en 2017. Los hoteles urbanos mostraron un mayor dinamismo, con un crecimiento del 11,1%, frente al 8,6% de los establecimientos vacacionales. No obstante, los ingresos de estos últimos concentraron cerca de las dos terceras partes del mercado total.

El crecimiento de la demanda y el crecimiento de los márgenes atraerán a cadenas hoteleras extranjeras con escasa presencia en España o sin ella. Destacan los operadores europeos o estadounidenses, aunque también grupos de origen chino

El número de viajeros alojados en establecimientos hoteleros aumentó en torno a un 3,7% en 2017, elevándose hasta el 5,9% el crecimiento de los huéspedes extranjeros, frente al 1,4% de los españoles. Sigue apreciándose una progresiva disminución de la estancia media en ambos segmentos, ya que las pernoctaciones totales crecieron un 2,7%.

El número de establecimientos hoteleros abiertos al público en la temporada alta de 2017 fue de 16.774, con 1,80 millones de plazas hoteleras, un 0,6% más que en el año anterior. No obstante, la oferta de hostales se redujo un 1,8%, mientras que aumentó casi un punto la de los hoteles, que pasaron a absorber el 89,5% del total.

Andalucía aumentó su peso específico como principal comunidad autónoma por número de establecimientos, por delante de Cataluña y Galicia. A su vez, el número de plazas en Baleares, que ocupa la primera posición, aumentó un 2,1%. Le siguen Cataluña y Andalucía, reuniendo estas tres comunidades más de la mitad de la oferta total.

En lo que respecta al empleo, los establecimientos hoteleros emplearon a 210.530 personas en 2017, un 5,0% más que en el año anterior, acumulando ya cuatro años consecutivos de crecimiento.

Por otro lado, se aprecia un progresivo incremento de la concentración de la oferta en las principales cadenas, “si bien el sector presenta todavía una notable atomización“, revela el informe de DBK. Los cinco principales operadores alcanzaron una cuota de mercado conjunta del 21,2% en 2017, en tanto que los diez primeros reunieron el 31,9%.

 


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Escribe un comentario