Lo nuevo de Rodrigo de la Calle y de Willy Moya, y los españoles premiados por la AIG

Marchando una de noticias gastro: Rodrigo de la Calle, el chef de la gastrobotánica, se traslada a Madrid; Willy Moya se pone al frente de los fogones del Gran Hotel Inglés, que abrirá sus puertas en marzo, también en la capital, y desvelamos los premiados españoles por la Academia Internacional de Gastronomía.
El Invernadero de Rodrigo de la Calle, a Madrid
Rodrigo de la Calle

Rodrigo de la Calle

Tras abrir en 2015 su restaurante El Invernadero en plena Sierra de Madrid y recibir al año siguiente su primera estrella Michelin, Rodrigo de la Calle anuncia el traslado de su restaurante a Madrid, y concretamente a una de sus calles más gastronómicas: el número 85 de la calle Ponzano.

El chef explica que inicia así una nueva etapa “de madurez y crecimiento”, ya que el espacio de El Invernadero se había quedado pequeño al recibir la estrella (tenía tan sólo cuatro mesas), y se traslada a la capital “con el objetivo de crecer, no solo en número de plazas sino en calidad del trabajo, tanto para el equipo de cocina, como para el cliente”.

“Llega el momento en que los medios se quedan pequeños”, afirma. “Hemos estado haciendo magia en un sitio minúsculo, en una cocina que hace tiempo se nos quedó pequeña. Pese a ello ha sido una época bonita, donde hemos aprendido mucho durante estos años y hemos creado equipo y familia. En esta etapa hemos forjado el estilo que tenemos de ver, entender, sentir y ejecutar la gastronomía”, señala Rodrigo de la Calle.

La previsión es arrancar de forma inmediata con las obras del local en Madrid, a fin de abrir el próximo mes de mayo. En el nuevo emplazamiento la gastrobotánica seguirá siendo la protagonista: la alta cocina verde, la recuperación de especies vegetales, el respeto al entorno, el cultivo integrado, la apuesta por la diversidad de las especies… todo ello es parte de la base de la filosofía de Rodrigo de la Calle, cuyos platos se basan exclusivamente en lo verde.

Pero no acaban aquí las aspiraciones del chef, que tiene en mente un proyecto futuro, más completo, que ubique al restaurante en un espacio natural abierto, con huerto propio, ecológico, para elaborar todos y cada uno de sus platos rodeados de naturaleza.

 

El Gran Hotel Inglés ficha a Willy Moya
El chef Willy Moya

El chef Willy Moya

Willy Moya ha fichado por el renovado Gran Hotel Inglés, el hotel de lujo más antiguo de Madrid, que abrirá sus puertas en marzo. El chef tomará las riendas de Lobo 8, restaurante que toma el antiguo nombre de la calle donde está el hotel, y de LobByto, el bar del gran hall, con una oferta culinaria desenfadada y llena de sorpresas que pretende “no dejar a nadie indiferente”.

Moya tiene tras de sí una una amplia trayectoria culinaria: ha sido chef ejecutivo del hotel Alfonso XIII de Sevilla y del restaurante Cantinery de Estambul, y chef y propietario del popular Poncio Triana de Sevilla. Desde diciembre ya trabaja, con su equipo de 12 profesionales, en lo que serán los fogones del Gran Hotel Inglés.

El chef quiere rescatar la gastronomía más tradicional española y combinarla con las técnicas de vanguardia. Así, se han recuperado antiguas recetas o menús de banquetes que se servían en el Gran Hotel Inglés desde 1886 y principios del siglo XX.

“Lobo 8 y LobByto están en el corazón de Madrid, esa es su esencia y, además, tienen una historia que recuperar”, explica Willy Moya. “Hemos querido hacer un guiño a la historia y al carácter de este lugar, y para la creación de la carta hemos hurgado en los archivos del antiguo Café Inglés, que nos han servido de inspiración. Para mí, el Barrio de las Letras conserva la magia de lo castizo, lo auténtico, y he decidido volcar toda esa emoción en mis recetas apostando por una calidad de producto excelente e innovación culinaria”, añade.

El Gran Hotel Inglés, construido  en 1853, fue el primer hotel de Madrid en tener restaurante, que se convirtió en todo un icono social y cultural. Ahora, el proyecto recupera el glamour, la elegancia y la innovación que tuvo en sus los años 20.

 

Y los ganadores de los premios de la Academia Internacional de Gastronomía 2018 son…

El pasado 5 de febrero se reunía en París la asamblea de la Academia Internacional de Gastronomía para decidir los ganadores de los premios que conceden anualmente y que se eligen entre todos los candidatos presentados por los países miembros.

Los premiados por la Academia Internacional de Gastronomía

Abel Valverde, Oriol Balaguer, Rafael Sandoval y Pablo García Conejero

Una vez más destaca la numerosa presencia española entre los premiados, encabezados por Abel Valverde, director de sala del restaurante madrileño Santceloni, ganador del Grand Prix de l’Art de la Salle. Valverde es el segundo español en obtener este importante reconocimiento que se otorga desde 2005, y que logró Juli Soler en 2008.

En cuanto a premios, hay muchos nombres españoles: el chef Pablo González-Conejero (del restaurante Cabaña Buenavista, en Murcia) se ha alzado con el Prix Chef de l’Avenir, que en años anteriores ha reconocido el trabajo de Ángel León, David Muñoz, o Jordi Cruz entre otros, y que obtuvo por primera vez para nuestro país Martín Berasategui en 2006.

Por su parte, Rafael Sandoval (del restaurante Coque, en Madrid) ha recibido el Prix au Sommelier, recogiendo el testigo de Mónica Fernández, Juan Ruiz Henestrosa, Mª José Huertas, José Polo o Josep Roca entre otros.

Así mismo, Oriol Balaguer recibe el Prix au Chef Pâtissier y se convierte en el tercer español en conseguirlo tras Jordi Roca y Ricardo Vélez.

El Prix Multimédia ha sido para Excelencias Gourmet, mientras que el libro Dulce, editado por Planeta Gastro, ha recibido el Prix au Littérature Gastronomique por su recopilación de las 100 mejores recetas de los maestros de la pastelería en nuestro país.

 


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Escribe un comentario