Un postre de Campeonato… con la Plancha de mango de Erlenbacher

Se acerca el Campeonato Mundial de Fútbol… ¿Quieres ofrecer a tus clientes un postre de “look” brasileño, para ir caldeando el ambiente? Mira la sugerencia Erlenbacher y el maitre Andreas Scholz, del hotel Esperanto en Fulda, Alemania: una idea tentadora partiendo de una Plancha de mango.

La versatilidad que aportan las planchas de pastelería a la hora de crear postres o meriendas es su gran baza en los establecimientos hosteleros. Este postre, que parte de la Plancha de Mango con Crème-Fraîche de Erlenbacher, es una idea vistosa y lucida para los profesionales de cafeterías, hoteles y restaurantes que quieran servir una tarta o un postre con un aire brasileño y futbolero:

Postre para el Mundial con la Plancha de Mango

Con la Plancha de Mango de Erlenbacher se ha logrado un postre tan espectacular y futbolero como éste

La Plancha de Mango se compone de una fina nata de crème fraîche con trocitos de mango, sobre una base de bizcocho claro. Ya de por sí sola es una receta fresca y tentadora para los más golosos.

Para lograr esta espectacular puesta en escena al estilo brasileño se juntan dos trozos cuadrados de tarta sobre finas láminas de kiwi y se espolvorean con pistachos picados. Después se decora el plato con dados de mango y kiwi cortados en distintos tamaños, y con algunos mirtilos.

Todo un ejemplo de cómo se crea, con muy poco esfuerzo, un postre llamativo con los colores de la bandera brasileña. Para completar el ambiente futbolero, se puede añadir un pequeño balón de fútbol de chocolate blanco.

Además, el maitre Andreas Scholz añade otra sugerencia: “Una bola de helado casero de kiwi tiene un efecto refrescante muy agradable en verano y hace de este trozo de tarta un postre ideal.”

La Plancha de Mango de Erlenbacher, de 19,5 x 29 cm, se suministra congelada y precortada en 24 porciones para catering (4,9 x 4,8 cm cada una). Cada caja contiene 6 planchas.

Más info y pedidos en el tel. 932 097 806 y en suter@erlenbacher.net

 


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Escribe un comentario