Las tapas españolas, un concepto «difícilmente exportable»: el mercado nacional ofrece mejores condiciones para crecer

El modelo español de tapas es difícilmente exportable: así lo afirman los directivos de restauración reunidos en el reunidos en el último F&B Lab de Cushman & Wakefield, que tienen claro que el mercado nacional es el que reúne las mejores condiciones para crecer. Lo cierto es que a la restauración en España está en plena transformación, lo que también afecta a los locales comerciales.

Profesionalhoreca, tapas

Para los directivos el concepto de cocina española, sobre todo las tapas, es difícil de exportar por su carácter único y altamente regional

Así quedó de manifiesto en el coloquio “España como producto nacional e internacionalización”que tuvo lugar dentro del Food & Beverage (F&B) Lab organizado por la consultora inmobiliaria Cushman & Wakefield y que reunió a directivos como Fernando Tendero, director corporativo de Expansión de Alsea Iberia, que aseguró que “estamos en el mejor lugar del mundo para crecer. España ya es compleja de por sí, como para pensar en otros mercados”.

En la misma línea se expresa Fernando Nicolás, cofundador y presidente de Grupo Larrumba, que opina que “hay que mejorar la oferta en España e ir destronando conceptos arcaicos. Nosotros no apostamos tanto por aumentar el número de locales existente, sino por mejorar los que ya hay”.

“El concepto ‘tapas’, tal y como lo conocemos en España, es muy difícil de exportar”

Los directivos también coinciden en que los conceptos que marcan la oferta española son más difíciles de exportar. Para David del Barrio, director inmobiliario de Puerto Banús, “el concepto de cocina de española es más difícil de implantar, por su carácter único e inconfundiblemente identificado con la región a la que representa”.

Juan López de Novales, socio director de Inversiones de Nazca Capital, también coincide en señalar que “el concepto ‘tapas’, tal y como lo conocemos en España, es muy difícil de exportar”. Y Rodrigo de Bergia, director de Gestión de Activos del Mercado de San Miguel, también considera que el modelo de mercado “es difícilmente replicable, aunque es cierto que la tendencia alcista de los mercados gastronómicos por Europa y el mundo es una realidad”.

La restauración en España, en plena transformación: estas son sus tendencias

El negocio de la restauración  está en fase de transformación, impulsado por las mejores condiciones económicas de los últimos años, el impacto del sector turístico y la permanente evolución de los gustos de los clientes, revela el estudio Food & Beverage 2018 elaborado por Cushman & Wakefield. Los restaurantes menos profesionalizados están dando paso a nuevas tendencias gastronómicas, con cocina más internacional y moderna y con un fuerte componente social, centrado en la experiencia. Y el consumo medio en restauración de los españoles es alto: destinan un 15% de su renta anual, una cifra a la cabeza de Europa, según Eurostat.

Profesionalhoreca, hamburguesa gourmet

Triunfa la cocina más internacional y moderna, con tickets medios moderados

¿Cuáles son las grandes tendencias actuales de la restauración? El estudio señala las siguientes:

– La personalización de los locales. Con una altísima atención al detalle en la decoración, se busca una diferenciación clara frente a los competidores.

Internacionalización y profesionalización. La venta de ciertos grupos de restauración a grandes fondos de inversión y la internalización del concepto F&B, que en otros países se produjo hace años, ya a ha llegado España. El capital privado e institucional mira hacia este mercado en crecimiento, y la internacionalización es inmediata.

La tendencia para los próximos años se dirige hacia cadenas de restaurantes con tickets medios asumibles, de entre 20-40 € por persona, con una estética cuidada, cartas simples y cocina de mercado

Tech food concept. El uso creciente de aplicaciones móviles y  redes sociales para escoger o reservar restaurantes pone al sector en el centro del desarrollo. Según ElTenedor, las plataformas digitales para elegir o reservar restaurante en Europa crecieron un 100% en la primera mitad de 2018 y en España el 70% de las reservas se ha hecho con aplicaciones móviles.

Delivery &  take away. Una tendencia imparable, los pedidos a domicilio y los take away ya no están reservados al segmento de comida rápida.

Comida saludable: Cada vez más restaurantes detallan en sus menús los platos más adecuados para dietas ligeras, vegetarianas o con restricción de ciertos alimentos.

La tendencia para los próximos años se dirige hacia cadenas de restaurantes con tickets medios asumibles, de entre 20-40 € por persona, con una estética cuidada, cartas simples y cocina de mercado.

Demanda de espacio inmobiliario

El buen momento del consumo y el potente desarrollo de la restauración empujan al alza la demanda de espacio inmobiliario retail. Las zonas más aptas para la restauración, e incluso aquellas con potencial sin explotar, están siendo exploradas por los operadores. Las zonas más buscadas son las cercanas a los ejes comerciales prime, aquellas con afluencia de turistas y los centros y parques comerciales con nuevas áreas de restauración.

Los operadores de restaurantes buscan características especiales para desarrollar su actividad, como el tamaño y el aforo, las instalaciones eficientes de cocina y la salida de humos. El tamaño más habitual oscila entre los 200 y los 400 m² y es el mejor atendido por la oferta de calle. La oferta es muy restringida a partir de los 400 m², y muchos operadores encuentran disponibilidad en el entorno de los 600 m² en hoteles, donde es posible contar con consumos tanto de fuera como de los huéspedes.

Hay una alta demanda de locales situados en zonas cercanas a los ejes comerciales prime, aquellas con afluencia de turistas y los centros y parques comerciales con nuevas áreas de restauración

El estudio revela también que existe un gran interés por los locales de más de 600 m², demandados por las grandes cadenas, pero muy escasos.

El precio del metro cuadro al mes puede variar desde los 20€ hasta los 100€, dependiendo de la ubicación y de la superficie del local. En todo caso, las rentas en 2018 han superado hasta en un 40% lo observado hace 3 años. La rentabilidad de los locales de restauración oscila entre 3,5% y el 5%, dependiendo del inmueble, de la zona en la que se encuentre y del tipo de operador y su contrato.

Los analistas de Cushman & Wakefield destacan también los centros comerciales como espacios  con un factor diferenciador único. «Son cada vez más los centros comerciales que invierten en la zonas de restauración y ocio, bien sea con ampliaciones o bien con reformas de espacios existentes. La idea ahora es que la oferta de F&B y de ocio provoque por sí sola la visita al centro. Esto cambia el modelo tradicional en el que ir de compras y, de paso, consumir restauración era el proceso normal de visita de los clientes».

 


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Escribe un comentario