1.200 millones de euros para desarrollar los alimentos del futuro

En los próximos 7 años un consorcio europeo, EIT Food, va a invertir cerca de 1.200 millones de euros para desarrollar los alimentos del futuro. Su objetivo es impulsar la transformación del sector alimentario centrándose en el consumidor y en la eficiencia de los recursos. Entre las 50 empresas y entidades que participan, seis son españolas.

Logo de EIT FoodEl Instituto Europeo de Innovación y Tecnología (EIT) ha elegido al consorcio europeo ganador en la convocatoria Food4Future.

Este consorcio, EIT Food, se va a encargar de desarrollar iniciativas pioneras de innovación y educación para impulsar la construcción de cadenas sostenibles de suministro de alimentos, en las que el consumidor tendrá un papel protagonista.

Con los consumidores como agentes de cambio, los socios de EIT Food se comprometen a transformar conjuntamente la forma en la que producimos, distribuimos y consumimos nuestros alimentos. Para ello, en los próximos siete años invertirán cerca de 1.200 millones de euros, a los que se sumarán otros 400 millones de euros financiados por el EIT.

Además, el consorcio apoyará la creación de 350 nuevas empresas para ayudar a alcanzar los objetivos definidos.

Los integrantes del consorcio EIT Food se comprometen a transformar conjuntamente la forma en la que producimos, distribuimos y consumimos nuestros alimentos

El consorcio EIT Food está formado por 50 empresas, universidades y centros de investigación, líderes en su campo y que cubren toda la cadena de valor. Los seis socios españoles son las empresas Acesur, Angulas Aguinaga y Grupo AN; los centros de investigación CSIC y AZTI, y la Universidad Autónoma de Madrid.

Objetivo: una alimentación saludable y sostenible

El futuro de los alimentos es una de las prioridades para la Comisión Europea, y por ello EIT Food trabajará para reconstruir un sistema de alimentación saludable y sostenible tanto para Europa como más allá de sus fronteras.

El “triángulo del conocimiento” basado en la investigación, la educación y el espíritu empresarial será clave para impulsar la competitividad global de la economía europea. “EIT Food se ha comprometido a desarrollar planes de estudios tanto para jóvenes estudiantes como para profesionales de la alimentación, que actuarán como fuerza impulsora de la innovación y la creación de empresas en el sector”, explica Peter van Bladeren, vicepresidente de Nestec, director global para temas reglamentarios y científicos de Nestlé, y presidente interino del Consejo de administración del EIT Food. “Esta iniciativa proporcionará una ventaja competitiva única a la industria alimentaria europea, que cuenta en la actualidad con 44 millones de puestos de trabajo en Europa”.

Motor de innovación

EIT Food se convertirá en un motor de la innovación para todos los agentes de la cadena de valor de los alimentos. El consorcio construirá un ecosistema de innovación alimentaria que apoyará el derecho de los consumidores a una dieta saludable y medioambientalmente más sostenible.

El consorcio construirá un ecosistema de innovación alimentaria que apoyará el derecho de los consumidores a una dieta saludable y medioambientalmente más sostenible. Uno de los objetivos es reducir el desperdicio de alimentos actual en un 50% en los próximos 10 años

“Implicando a los consumidores en todas nuestras actividades, vamos a reconstruir su confianza en el sistema alimentario durante los próximos años”, afirma la doctora. Ellen de Brabander, Vicepresidente Senior global de I+D en Nutrición de PepsiCo, y directora general interina del EIT Food. “También lograremos que al menos el 60% de los consumidores europeos alcance los niveles de ingesta de frutas, verduras, cereales y proteínas, así como los niveles nutricionales óptimos de sal, azúcar y grasas saturadas, como recomiendan la OMS (Organización Mundial de la Salud) y otras autoridades europeas para el año 2030. Además, ayudaremos a reducir el desperdicio de alimentos actual en un 50% en los próximos 10 años“.

El consorcio EIT Food organizará programas internacionales de intercambio para estudiantes, y desarrollará un Máster interdisciplinar único sobre Sistemas de alimentación. También formará a miles de estudiantes y profesionales de la alimentación a través de talleres, cursos de verano y programas educativos on line (tanto cursos masivos en abierto como cursos especializados privados).

Cuatro programas de innovación

EIT Food pondrá en marcha 4 programas de innovación dirigidos a dar respuesta a cuatro retos sociales:

  1. Alimentación saludable personalizada (FoodConnects Assistant),
  2. Desarrollo de una cadena de suministro centrada en el consumidor y adopción de nuevas tecnologías en el cultivo, procesado y distribución de alimentos (Your Fork2Farm)
  3. La digitalización del sistema alimentario (The Web of Food),
  4. Procesos eficientes con los recursos, reconvirtiendo al sector alimentario en la punta de lanza para transformar el actual modelo lineal de “producir-usar-eliminar” en un modelo de bio-economía circular (The Zero Waste Agenda).

“EIT Food impulsará la adopción de nuevas tecnologías en la producción de alimentos, y estimulará las startups en el sector a través de programas específicos de coaching e inversión, utilizando vehículos de innovacion singulares como nuestro RisingFoodStars y el fondo de inversión SeedInvest“, señala el profesor Thomas Hofmann, vicepresidente senior de la Universidad Técnica de Munich y coordinador de la propuesta.

Los seis socios españoles del consorcio son tres empresas (Acesur, Angulas Aguinaga y Grupo AN), dos centros de investigación (CSIC y AZTI), y la Universidad Autónoma de Madrid

El nodo sur del EIT Food

Este proyecto de gran envergadura, con sede en Bélgica, se apoya en cinco nodos geográficos situados en Lovaina, Munich, Reading, Varsovia y Madrid.

El nodo Sur del EIT Food (CLC South) lo constituyen 11 socios y 14 empresas y startups de España, Israel, Italia y Portugal. Utilizando la dieta mediterránea como modelo de nutrición saludable, se va a centrar en la producción de alimentos y servicios de valor añadido adaptados a los diferentes estilos de vida “y enfocado en ofrecer a los consumidores alimentos saludables de elevada calidad gastronómica”, explica Begoña Pérez-Villarreal, directora de mercado de AZTI y responsable interina del CLC South.

Los seis socios españoles son tres empresas (Acesur, Angulas Aguinaga y Grupo AN), dos centros de investigación (CSIC y AZTI) y la Universidad Autónoma de Madrid. Además, en el nodo Sur participan dos socios italianos (Asociación Italiana de Ganaderos y Universidad de Turín), y tres socios israelitas (Algaetechnologies, Grupo Strauss y Technion). A través de la red de colaboradores establecida, el nodo tiene acceso directo a más de 1.200 pymes del sector.

 


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Escribe un comentario