El ambicioso proyecto gastronómico Veles e Vents, en Valencia

Valencia cuenta con un nuevo espacio de innovación y formación gastronómica: Veles e Vents, que acaba de abrir sus puertas impulsado por Heineken España y Grupo La Sucursal. Con una potente oferta cultural, gastronómica y formativa, pretende convertirse en un nuevo punto de referencia en la ciudad y en un polo de atracción turística para toda la región.
Fachada del edificio de Veles e Vents

Ubicado frente al mar, el emblemático edificio de Veles e Vents fue construido en 2006 para albergar la 32ª America’s Cup

Ubicado junto al mar, en la Marina Real, y construido por los arquitectos David Chipperfield y Fermín Vázquez en 2006 para albergar la 32ª America’s Cup, el edificio de Veles e Vents dispone de 11.000 m² repartidos entre cuatro plantas flotantes de hormigón. Convertido en un icono de la capital valenciana, ya se encuentra abierto a la ciudad de Valencia y sus visitantes.

La gastronomía es una de las grandes apuestas de Veles e Vents, que va a acoger tres espacios gastronómicos diferentes y complementarios, para distintos momentos de consumo. Estarán dirigidos por el socio gastronómico del proyecto, el Grupo La Sucursal, capitaneado por los hermanos Javier y Jorge de Andrés.

La arrocería-brasería “La Marítima”

La arrocería-brasería “La Marítima”

La planta de acceso de Veles e Vents aloja a la arrocería-brasería “La Marítima”, con capacidad para 140 comensales y una amplia terraza al aire libre. Su carta está basada en el producto de la tierra: arroces, pescados frescos de lonja y productos de la huerta valenciana cocinados a la brasa, además de dulces recuperados del recetario tradicional de la región. Pensado como un espacio para todos, cuenta también con una carta especial para celíacos, alérgicos y vegetarianos.

El espectacular interiorismo de la microcervecería Malabar

El espectacular interiorismo de la microcervecería Malabar

En la primera planta se encuentra ubicado uno de los espacios más atractivos de Veles e Vents, la microcervecería Malabar. Con una capacidad para más de 100 personas y gran protagonismo de las cervezas de Heineken, este establecimiento ofrece un menú fresco y divertido en la línea del finger food casual. Además, su carta evoluciona y se adapta a los distintos horarios: desayunos variados, tapas de autor y menús exprés, sin olvidar el tradicional “esmozaret” valenciano.

Alta cocina de la mano de Jorge de Andrés en La Sucursal

En la tercera planta, con vistas privilegiadas a la Ciudad de las Artes y las Ciencias, está emplazado el restaurante gastronómico La Sucursal, del chef Jorge de Andrés, que cambia de emplazamiento.

La elegante sala de La Sucursal, capitaneada por

La elegante sala del nuevo La Sucursal, capitaneado por Jorge de Andrés

Con una carta creativa basada en la cocina de autor, la oferta de La Sucursal tiene una clara base mediterránea, aunando vanguardia y productos de temporada. Con cocina vista integrada, cuenta con dos menús degustación (Inspiración y Tradición), y una oferta de tapas con algunas de las creaciones más destacadas del chef. Y en sus más de 350 referencias de vinos destacan, especialmente, los caldos de la región.

Un espacio para la formación

Asimismo, el edificio acoge la nueva sede de la Escuela de Hostelería Fundación Cruzcampo en Valencia. Un espacio para la formación, con un equipo docente coordinado por Jorge de Andrés, que se suma a los centros ya existentes en ciudades como Sevilla o Jaén.

La formación de futuros profesionales gastronómicos es una de los pilares de Veles e Vents

La formación de futuros profesionales gastronómicos es una de los pilares de Veles e Vents

Y dentro de su apuesta por la formación de nuevos talentos, en Veles e Vents se van a desarrollar las actividades del primer Grado en Ciencias Gastronómicas impartido en una universidad pública, la Universitat de València. El grado en Ciencias Gastronómicas quiere formar profesionales capaces de diseñar proyectos y gestionar servicios gastronómicos en los campos de la alta cocina, de la restauración comercial y colectiva y de la industria alimentaria.

Además de su vertiente gastronómica, Veles e Vents tiene un importante papel como dinamizador cultural. Em Amstel Art, la zona ubicada en la planta baja del edificio, conviven las artes plásticas, escénicas y los actos culturales, en dos amplio espacios de cerca de 1.000 m2.

El arte está muy presente en la oferta de Veles e Vents

El arte está muy presente en la oferta de Veles e Vents

El objetivo del proyecto Veles e Vents es, en definitiva, ambicioso: aspira a convertirse en un referente más de la cultura, la formación y la gastronomía en la capital valenciana, donde la creatividad y la innovación son los hilos vertebradores. Un  proyecto impulsado por Heineken España y Grupo La Sucursal que aúna el tejido productivo primario, la industria agroalimentaria, el sector hostelero y el sector turístico, en un escenario muy especial y que tiene como objetivo la generación de riqueza económica, social y cultural.

 


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Escribe un comentario