Croquetas de morcilla de calabaza

El chef Pablo Vicente Rivero, del hotel rural y restaurante Peña del Alba de Arroyomolinos de la Vera (Cáceres) nos deleita en esta ocasión con la receta de sus Croquetas de morcilla de calabaza, para cuya elaboración se ha servido de la morcilla de la firma Sierra de Monfragüe. Es su versión particular de una clásica receta muy presente en la cocina española, con ingredientes básicos como la leche, harina, aceite de oliva virgen extra, huevos y pan rallado.

Croquetas-de-Morcilla

Ingredientes:

100-150 grs de morcilla de calabaza

140 grs de harina

1 litro de leche

120 ml de aceite de oliva virgen extra

Sal

Harina, huevos y pan rallado para empañar.

Elaboración:

Rehogamos la morcilla en trozos y sin piel en el aceite de oliva. Cuando la morcilla está hecha (cambia de color, se pone más oscura) añadimos la harina hasta que quede bien disuelta.

Echamos la leche poco a poco hasta que quede una masa consistente y se separe de la cazuela.

Dejamos enfriar, damos forma de croqueta y pasamos por harina, huevo y pan rallado

Freír en abundante aceite y a comer.

El producto: la morcilla de calabaza

Este embutido típico de la zona norte de Cáceres está elaborado con la grasa del cerdo ibérico, concretamente la de la papada, y con calabaza, todo ello mezclado con pimentón de D.O. de la Vera Extremeña, ajo y sal. Su tiempo de curación es de un mes y medio en los secaderos de la firma Sierra de Monfragüe. Es un producto que se vende semicurado.

La morcilla de calabaza de la firma Sierra de Monfragüe

La morcilla de calabaza de la firma Sierra de Monfragüe

En Cáceres se consume principalmente de dos maneras: a la plancha cuando está fresca y cruda como cualquier otro embutido, cuando está más curada. Cada morcilla pesa aproximadamente 325 gr. El previo de venta recomendado es de 6€ el kilogramo..

 


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Escribe un comentario