El sector hotelero, “moderadamente optimista” ante primavera y Semana Santa

El sector hotelero recibe con optimismo la temporada de primavera y Semana Santa 2018, aunque se espera una ligera reducción en los niveles de crecimiento, que batieron récords históricos en las pasadas temporadas. “Se van estabilizando los destinos competidores, por lo que es más que probable que dejen de crecer los turistas extranjeros”, explica Ramón Estalella, secretario general de Cehat. “Repetir parámetros de años anteriores es el objetivo”.

profesionalhoreca primavera y semana santa Así lo revela el informe Observatorio de la Industria Hotelera Española 2018, elaborado por PwC y la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat). Del mismo se extrae el índice OHE General, que recoge las perspectivas de los hoteleros (OHE Hotelero) junto con las previsiones macroeconómicas (OHE Macroeconómico), datos que muestra estabilidad con connotaciones optimistas al rozar los 60 puntos.

El índice OHE Hotelero, que mide directamente las expectativas de los encuestados, obtiene un resultado continuista y moderadamente optimista situándose en los 60,73 puntos frente a los 73,93 puntos de la temporada pasada de primavera-Semana Santa 2017.

Por su parte indicador OHE Macroeconómico se sitúa en 51,44 puntos, por lo que se prevé una situación estable y conservadora, marcada por una ligera ralentización del crecimiento de la economía española, que continúa manteniéndose por encima de sus vecinos europeos, por el aumento de la tasa de empleo y por la desaceleración de la inflación tras el abaratamiento de los precios de la electricidad. En cuanto al tipo de cambio, la libra continúa depreciándose lentamente frente al euro y se espera que en los próximos dos años se llegue incluso a alcanzar la paridad, disminuyendo el poder adquisitivo de los turistas británicos.

Reducción del número de pernoctaciones, estancia y precio medio

Pese a que se espera que el sector hotelero afronte con optimismo la temporada primavera-Semana Santa 2018, el descenso en el número de pernoctaciones, la duración de la estancia media, el precio medio y la rentabilidad hacen que se reduzcan ligeramente los niveles de crecimiento con respecto a temporadas pasadas.

Pese a que se espera que el sector hotelero afronte con optimismo la temporada primavera-Semana Santa 2018, el descenso en el número de pernoctaciones, la duración de la estancia media, el precio medio y la rentabilidad hacen que se reduzcan ligeramente los niveles de crecimiento con respecto a temporadas pasadas

Aunque en general las expectativas se muestran conservadoras, se espera un aumento en el número de pernoctaciones de los turistas alemanes, ingleses, franceses y nórdicos, por ese orden.

El índice de la estancia media se mantiene en niveles de estabilidad inferiores a los de las temporadas pasadas, situándose en 40,76 puntos. Tenerife, Barcelona y Zaragoza son las únicas provincias donde se espera un descenso de la estancia media, tanto de turistas españoles como extranjeros.

profesionalhoreca primavera y semana santaRespecto al precio medio, pese a que el índice para la temporada de Primavera-Semana Santa 2018 se sitúa en valores optimistas de 70,71 puntos, está muy por debajo de los niveles obtenidos en las temporadas pasadas en las que se batieron récords históricos.

En cuanto a la rentabilidad para esta temporada, a pesar de que un 54,4% de los hoteleros encuestados opina que los costes empeorarán, las expectativas de mejora de los ingresos estimados, reflejadas por un 57,62% de los consultados, favorecen el optimismo sobre la rentabilidad para la primavera – Semana Santa 2018, tal y como se muestra en los 68,71 puntos obtenidos.

Según Juan Molas, presidente de Cehat, “esperamos una buena Semana Santa si la climatología cambia a partir del lunes 26 de marzo, según indican las predicciones”.

Por su parte Ramón Estalella, secretario general de Cehat, opina que “se van estabilizando los destinos competidores, por lo que es más que probable que dejen de crecer los turistas extranjeros. Repetir parámetros de años anteriores es el objetivo. Respecto al mercado doméstico, se observa una estabilización en todas las zonas analizadas, sin lograr disminuir la estacionalidad en muchas zonas turísticas, mientras que en las ciudades se observa un crecimiento respecto al año anterior”.

En opinión de Cayetano Soler, socio responsable de Turismo, Transporte y Servicios de PwC España, “aunque la intensidad del crecimiento se espera que sea menor a los años anteriores, las tasas serán muy positivas en todos los segmentos, tanto a nivel internacional como nacional. El objetivo principal debe seguir siendo la focalización en un turista de mayor valor, que permita un crecimiento del gasto medio, pernoctación media y desestacionalización de la demanda, mediante estrategias conjuntas de todos los agentes de la industria para desarrollar ventajas competitivas frente a los competidores principales del arco mediterráneo”.

 


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Escribe un comentario