La cadena de heladerías – creperías Martonela inicia su expansión en franquicia

Se presenta como ” la primera cremería-slow del mundo”: una combinación de heladería y crepería artesanal que reinvindica los productos del ayer desde la mirada de hoy. Se llama Martonela e inicia su expansión en franquicia.

Martonela es una tienda-obrador que elabora sus productos de forma artesanal al instante gracias a un innovador sistema de producción que permite a los clientes observar el proceso en directo.

Heladería Martonela - ProfesionalHoreca

En Martionela los helados se elaboran a la vista del cliente

La enseña dispone actualmente de dos locales, uno en el centro de Málaga (Granada, 60)  y otro en la costa de Torremolinos (La Carihuela- calle Mar, 17). El éxito cosechado en poco tiempo ha impulsado a sus creadores a dar un paso más y comenzar la expansión en franquicia, para crecer en diferentes puntos de la geografía española.

La marca sigue la filosofía slow-cream, basada en productos de productores locales. Sólo utiliza solo ingredientes 100% naturales, de temporada, y, siempre que es posible, de proximidad.

Martonela se caracteriza por un sistema pionero de fabricación de helados, que se elaboran de manera artesanal frente al cliente y en pequeñas tandas de no más de 3 litros

Martonela se caracteriza por un sistema pionero de fabricación de helados, que se elaboran de manera artesanal frente al cliente y en pequeñas tandas de no más de 3 litros para ofrecerlos siempre recién hechos.

Los helados, que se pueden personalizar al gusto del cliente con toppings y salsas naturales y de temporada, están formulados con un 25% menos de azúcar y destacan por su textura súper cremosa. Se ofrecen en diferentes formaros, desde los tradicionales conos o tarrinas, hasta el sándwich de galleta cookie.

Además, Martonela también ofrece  dulces como crepes, gofres o tortitas elaborados al momento y a la vista del cliente; trendings (combinaciones de helado a elegir con fruta natural y otros toppings); frappelados (bebida fría hecha a base de granizado de fruta natural y helado), batidos (elaborados con leche fresca de granja), zumos, granizados de fruta natural, y café artesanal 100% arábico de tueste natural y tés variados.

Una opción de negocio para emprendedores

La enseña es una idea de los hermanos Martínez Rico, unos jóvenes emprendedores provenientes de una familia de tradición heladera, decididos a reinventar el concepto de heladería tradicional.

Para su crecimiento en franquicia, la compañía busca inversores o emprendedores con capacidad de gestión, espíritu emprendedor, capacidad de trabajo, implicación en el negocio y que sigan siempre la filosofía de Martonela. No es necesario que tengan conocimientos ni experiencia en el sector.

La marca ofrece diferentes modelos de negocio: locales (de 35 a 150 m2) o quioscos (desde 16 m2) que pueden estar ubicados a pie de calle, en centros comerciales o en zonas costeras, siempre en lugares de alto tránsito de personas y de paseo.

La inversión inicial para montar un establecimiento Martonela parte de 69.500€ con un canon de entrada de 10.000€ (incluido en la inversión). El royalty es de un 2,5%, y el canon de marketing, un 2% sobre las ventas.

¿Interesado en una franquicia Martonela? Contacta aquí con la firma.

 


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Escribe un comentario