La vivienda turística concentra ya el 36% de los viajes vacacionales o de ocio

Ocho millones de viajeros españoles se han alojado en una vivienda turística o vacacional en los dos últimos años; 3 millones más que hace dos años. Esta modalidad de alojamiento concentra ya el 36% de los viajes vacacionales o de ocio, y su actividad ha generado un impacto de más de 12.000 millones de euros en los últimos dos años, de los cuales 9.600 millones repercutieron en el entorno de las viviendas.
Profesionalhoreca-cama-ftd

Los principales usuarios de las viviendas turísticas son familias (45%) pero también parejas (32%), seguido de grupos de amigos (20%)

Son datos del III Barómetro del Alquiler Vacacional en España, pionero en nuestro país y realizado por HomeAway y la Universidad de Salamanca; entre sus principales conclusiones destaca que en los dos últimos 2 años, un total de 8 millones de viajeros residentes en España entre 18 y 65 años se han alojado en una vivienda turística, lo cual supone 3 millones más de lo que se recogía en el estudio de 2014, cuando se contabilizaron 5 millones.

La vivienda vacacional aumenta su peso entre los alojamientos turísticos tradicionales (hoteles, casas rurales, etc.), pasando de suponer el 34% del total de contrataciones realizadas según el estudio de 2014, al 36% en el de 2016. El estudio también constata una reducción de la estancia media respecto a los resultados de 2014 (de 8,22 noches a 5,7 noches), aunque ésta queda compensada por el incremento en la frecuencia de contratación de esta modalidad de alojamiento en el período analizado (1,8 en 2014 a 2,4 en 2016).

Familias, los principales usuarios de viviendas de alquiler vacacional

Los principales usuarios de las viviendas turísticas son familias (45%) pero también  parejas (32%), seguido de grupos de amigos (20%). La duración media de la estancia en este tipo de alojamientos es de 5,7 noches, y el tamaño medio del grupo de 4 personas. Los viajeros españoles prefieren las viviendas turísticas por su comodidad, para estancias más largas en destinos nacionales y para viajar en familia.

El estudio de HomeAway y USAL también revela que los principales destinos de los usuarios nacionales de vivienda turística son, por este orden, Andalucía (26%), Comunidad Valenciana (15%), Cataluña (13%) y Canarias (11%). Por su parte, Madrid es una de las principales regiones demandantes de este tipo de alojamiento (22,1%).

El gasto en una vivienda turística es de 2.352 euros durante toda la estancia. De éstos, 449 euros son del alquiler del alojamiento y 1.904 euros de otros gastos vinculados a la estancia (alimentación, ocio, etc.). La media que cada persona gasta es de 460 euros, mientras que el gasto total por persona y día es de 127 euros.

El gasto en una vivienda turística es de 2.352 euros durante toda la estancia. De éstos, 449 euros son del alquiler del alojamiento y 1.904 euros de otros gastos vinculados a la estancia (alimentación, ocio, etc.)

Otro dato de interés es que el 28% del gasto durante la estancia se destina a comidas y consumiciones fuera del alojamiento, mientras que el 14% se dedica a la compra de comestibles, bebidas y otros productos de consumo cotidiano para consumir dentro del alojamiento.

El Barómetro estima que los gastos en alquiler y durante la estancia extrapolados a los 8,5 millones de viajeros españoles entre 18 y 65 años que se alojaron en una vivienda vacacional en los dos últimos años (entre abril 2014 y abril 2016) supuso un impacto económico de más de 9.600 millones de euros en el entorno de las viviendas: gasto comercios locales, restaurantes, bares… Si a esta cantidad se le añade la contratación de viviendas turísticas, se estima que el sector ha generado un negocio de 12.318 millones de euros en los dos últimos años.

Las webs de viviendas vacacionales, la principal fuente

Las webs específicas de viviendas turísticas son la principal fuente empleada para la elección del alojamiento, según afirma el 53% de los encuestados. De hecho, en esta edición del estudio, las webs se convierten en el primer referente por delante de las recomendaciones de conocidos (44%), probablemente porque se les otorga más confianza como fuente de información.

A la hora de contratar, las webs son claramente el canal líder con el 54% del total de los usuarios de vivienda turística (frente al 44% de 2014), seguidos del teléfono (25%) y del correo electrónico (12%).

Los españoles asocian vivienda vacacional con vacaciones con familia o con amigos, para estancias más largas y como opción económica, y cuenta con una percepción mejor respecto al hotel tanto por precio como por comodidad

Otro dato interesante es que en España cada vez se reserva con menor antelación: más del 50% de las reservas se hace con una antelación entre 15 días y 2 meses. El precio y la ubicación (con una valoración de un 4 sobre 5)  son los dos factores fundamentales que el usuario busca a la hora de elegir vivienda turística, seguidos del entorno y alrededores de la vivienda (3,8), sin cambios respecto a 2014.

Buenas valoraciones

Según los datos del III Barómetro de Alquiler Vacacional en España, la satisfacción del usuario en general es de un 4 sobre 5, donde el entorno de la vivienda vacacional, el trato con el propietario o el descanso son otros de los aspectos mejor valorados. De igual manera, la intención de recomendar también es alta, un 4 en una escala de 5 puntos.

Tras la experiencia, el 92% de estos usuarios de vivienda turística volvería a contratar esta modalidad si volviesen al mismo lugar y en las mismas condiciones, mientras que el 41% cambiaría de destino y se iría a otro con oferta de vivienda turística en caso de no encontrar esta modalidad de alojamiento en destino. Ambos datos son muy similares a 2014, y demuestran una fidelidad muy alta a la vivienda turística.

Además, el 77% de los encuestados afirma que se alojará de nuevo en una vivienda turística en 2016. La mayoría (79%) lo hará en verano, mientras que un 24% lo hará en otoño.

Asimismo del estudio se desprende que los españoles asocian vivienda vacacional con vacaciones con familia o con amigos, para estancias más largas y como opción económica, y cuenta con una percepción mejor respecto al hotel tanto por precio como por comodidad. Después de vivir la experiencia en una vivienda turística, el 49% de los entrevistados la han compartido y valorado en Internet, y el 99% de ellos fue positivo.

“El hecho de que en los 2 últimos años la vivienda vacacional haya generado un impacto económico de más de 12.000 millones de euros, es una muestra de la importancia de nuestra industria en España y del enorme valor que aporta al turismo y a la economía”, señala  Juan Carlos Fernández, director general de HomeAway para el sur de Europa.

Esta infografía resume los principales puntos del III Barómetro de Alquiler Vacacional en España:

 

 

Infografía de Home Away sobre el alquiler vacacional, 2016

 


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Escribe un comentario

*