Los más de 300.000 establecimientos hosteleros españoles aportan ya un 7,2 del PIB

La hostelería española volvió a superar en 2017 la cifra de 300.ooo establecimientos, que facturaron 129.450 millones de euros, es decir, que aportan un 7,2% del PIB nacional. Fue un un buen año para el sector, aunque el ritmo de crecimiento no resultó tan alto como el del anterior. Siguen aumentando los restaurantes y bajando el número de bares. Son datos del “Anuario de la Hostelería de España 2018” realizado por Hostelería de España (antes Fehr).

Platos sobre una mesa de restaurante - Profesionalhoreca

En el total del sector los establecimientos de comidas y bebidas son los más numerosos, con cerca del 90% del total, superando los 277.000 locales en 2017

El estudio muestra que aumenta el peso de la hostelería en la formación del PIB nacional: un 7,2%  en 2017 frente al 7,1% que suponía en 2016. De ese porcentaje, un 5,5% procede de los servicios de restauración, y un 1,7% del alojamiento.

2017 ha sido en general un buen año para el sector hostelero, aunque el ritmo de crecimiento no ha sido tan alto como el del año anterior. La cifra de negocio aumentó un 4,7%, manteniéndose el nivel de empleo y con los precios en la misma línea de moderado ascenso de 2016.

El sector hostelero representa así el 6% sobre el total de la producción nacional, con una facturación de 129.450 millones de euros, un 4,9% más que el año anterior, por encima del crecimiento de la media nacional (4,5%), según los datos del INE.

Dentro del total del sector, los establecimientos de comidas y bebidas son los más numerosos, con cerca del 90% del total, superando los 277.000 locales en 2017, un 1,1% más que el año anterior. Un crecimiento que se debe a la evolución positiva de los restaurantes y los establecimientos de colectividades y catering, aunque los bares volvieron a caer.

Los bares, en descenso

Los bares son los más numerosos dentro del grupo de restauración (60%), aunque llevan varios años en descenso. Su ritmo de caída en 2017 se ha suavizado hasta un 0,4%, sumando en ese año 184.430 establecimientos. Sin embargo, como en años anteriores, aunque descendieron en número, su producción aumentó en 2017 un 0,9%, hasta 39.094 millones de euros.

Restaurantes y colectividades responden positivamente a la mejora de la economía, en contraste con la estabilidad que se muestra en el conjunto del sector, debido al descenso del grupo más numeroso constituido por los bares

Por detrás en volumen se sitúan los restaurantes , que suman en 2017 un total de 76.492 establecimientos, con un crecimiento de un 3,8% respecto a 2016, más intenso que el de años anteriores, por lo que aumenta el peso de estos locales en el conjunto de la restauración hasta suponer cerca de un 25% del total. Este subsector acapara además el mayor porcentaje de la producción, sumando algo más de 49.000 millones de euros, con un crecimiento respecto al año anterior de un 4,9%.

Por su parte, el grupo de colectividades y catering sigue experimentando los mayores crecimientos del sector, con un avance en 2017 de un 5,6% respecto al año anterior, hasta los 16.617 locales. Su producción aumentó un 6,2% respecto a un año atrás, con un total de 10.744 millones de euros.

En definitiva: restaurantes y colectividades responden positivamente a la mejora de la economía, en contraste con la estabilidad que se muestra en el conjunto del sector, debido al descenso del grupo más numeroso constituido por los bares.

Alojamiento

Con una estrecha relación con la actividad turística se sitúa la rama de actividad del alojamiento, con una representación del 10,3% y 32.086 establecimientos.

Dentro de este grupo el mayor peso corresponde a los hoteles (15.737 establecimientos en 2017, un 4,1% más que en el año anterior), aunque debido a los cambios en los hábitos de los consumidores están tomando fuerza otras opciones de alojamiento relacionadas con el turismo, como los campings, que en 2017 aumentaron un 1,4% respecto al año anterior, hasta un total de 1.183 alojamientos; los apartamentos y alojamientos de turismo rural (con un total de 14.091 locales y el mayor avance del conjunto del grupo hostelero: un 8,5% respecto al año anterior), y otros, como los albergues, pensiones o residencias (1.075 establecimientos, un 7,1% más que en el año anterior).

A pesar de que en los cuatro últimos años el gasto de las familias españolas en servicios de restauración ha crecido en 2017, el gasto medio por persona sigue estando un 4,2% por debajo de los valores de 2007

Un dato significativo del estudio es que en 2017 el gasto de las familias en hostelería aumentó un 8,4%, con un crecimiento más intenso en los servicios de alojamiento, que supuso el doble de ritmo (15,2%) que el correspondiente a los servicios de restauración (7,7%).

A pesar de que en los cuatro últimos años el gasto de las familias españolas en servicios de restauración ha crecido, el gasto medio por persona sigue estando un 4,2% por debajo de los valores de 2007. La evolución es diferente en las distintas comunidades autónomas, y todavía hay bastantes regiones dónde el gasto medio por persona se sitúa por debajo de los valores de 2007.

Estas son las grandes cifras de la hostelería española en 2017, según el estudio de Hostelería de España (Anuario de la Hostelería de España 2018):

Cuatro comunidades son las más “hosteleras”

En 2017 cuatro comunidades autónomas concentran más de la mitad de los establecimientos de restauración: Andalucía, Cataluña, la Comunidad Valenciana y Madrid. En todas ellas, ha aumentado el número de establecimientos respecto al año anterior, como sucede en el resto de las comunidades autónomas, excepto en Castilla y León, Galicia, el País Vasco y la ciudad autónoma de Melilla, donde el descenso de los establecimientos de bebidas no ha podido compensar el incremento del resto de locales.

Cuatro comunidades autónomas concentran más de la mitad de los establecimientos de restauración: Andalucía, Cataluña, la Comunidad Valenciana y Madrid

El empleo, estable

En 2017 la hostelería generó una media anual de 33.000 empleos más que en 2016, cerca del 7% de los 483.000 creados en el conjunto de la economía española. En conjunto ha mantenido en 2017 una media de 1,6 millones de empleos dentro de los 18,8 millones de toda la economía. En los meses del verano, se volvieron a superar, igual que en el año anterior, 1,7 millones de trabajadores ocupados. Esto supone que se mantiene el peso del empleo de la hostelería dentro de la estructura económica nacional en el 8,7% que se alcanzó en 2016.

El mayor porcentaje del empleo corresponde a la restauración, dónde se concentra el 75,4% de los trabajadores, y el 24,6% restante corresponde al alojamiento.

El aumento del empleo tuvo lugar en las dos ramas de actividad hostelera. Al contrario que en los años anteriores, el crecimiento fue más acusado en el subsector de restauración, con un avance del 2,2% respecto al año anterior y un total 1.234.575 trabajadores, 26.000 más que un año atrás. En el alojamiento el crecimiento fue de un 1,6% hasta 402.525 trabajadores, con un incremento de algo más de 6.500 personas respecto a 2016.

Del total del empleo un 25,9% es trabajo a tiempo parcial, el mismo porcentaje que el año anterior, aunque desde 2013 se ha venido reduciendo a favor del tiempo completo. El porcentaje de autónomos supone un 19,2% del conjunto de la hostelería, cifra que se eleva en la restauración hasta un 24%, frente al 6% que representa en el alojamiento.

Continúa la moderación en 2018

Los datos avanzados para 2018 por Hostelería de España siguen mostrando un aumento en el número de locales del conjunto de la hostelería respecto al año anterior, ya que, aunque los bares siguen descendiendo, los restaurantes aumentan.

Los datos avanzados para 2018 por Hostelería de España siguen mostrando un aumento en el número de locales del conjunto de la hostelería respecto al año anterior, ya que, aunque los bares siguen descendiendo, los restaurantes aumentan

En total este año se contabilizan 314.311 establecimientos, un 1,5% más que en el año anterior. La evolución, sin embargo, varía en los dos subsectores de la hostelería. En restauración se modera el crecimiento hasta un 0,7%, con un total de 279.396 locales. En el alojamiento turístico, en cambio, el crecimiento porcentual del censo de establecimientos es mayor, un 8,8% en el conjunto.

Los principales indicadores económicos de evolución en 2018 muestran que se sigue manteniendo la tendencia de crecimientos estables de 2017, con un incremento en la facturación en los restaurantes y bares que se situará en torno a un 3%. En el empleo se superan 1,7 millones de trabajadores, con 1,8 millones de trabajadores en el tercer trimestre. Y para 2019 se prevé que siga la misma tendencia, aunque el comportamiento del consumidor en este sector está muy ligado a la evolución económica, en un momento de incertidumbre, a lo que se une el posible impacto del Brexit.

 


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Escribe un comentario