Sin lactosa y sin gluten: una tendencia al alza en la pastelería profesional

Sufrir una intolerancia alimentaria no tiene por qué se incompatible con el disfrute gastronómico; hoy cualquier establecimiento hostelero puede satisfacer a este creciente segmento de consumidores. Así lo demuestran las nuevas planchas de nata, sin gluten ni lactosa, de Erlenbacher.
Plancha de arándanos, sin lactosa y sin gluten, de Erlenbacher

Plancha de arándanos, sin lactosa y sin gluten

Con estas cuatro nuevas planchas sin gluten ni lactosa, la firma pastelera alemana reafirma su compromiso con las personas con intolerancias alimentarias y amplía su oferta a los profesionales de la restauración organizada.

Hasta ahora, la nata era la pesadilla de los amantes de la pastelería con intolerancia a la lactosa. Muy a menudo esta intolerancia viene acompañada de la celiaquía, una hipersensibilidad al gluten, proteina presente en muchos tipos de cereales. Datos recientes indican que más del 30% de la población española puede sufrir intolerancia a la lactosa.

Hasta hace poco las personas con alergias o intolerancia tenían que renunciar a pasteles y tartas. Pero ya no es así. “Nadie debería verse obligado a renunciar al placer”, explica Babette Schmidt, directora de marketing internacional de Erlenbacher. “Hemos refinado y adaptado nuestras recetas y podemos ofrecer un producto que cumple con las más variadas exigencias de los hosteleros”. El resultado: tres nuevas planchas de queso fresco, nata y fruta, y una plancha de chocolate y nata.

Cuatro planchas sin gluten ni lactosa

De este modo, la cuestión ahora ya no es “con o sin lactosa” o “con y gluten”,  sino “fruta o chocolate“. Los amantes de las tartas de fruta pueden elegir entre tres creaciones de queso fresco y nata con fresa, arándanos o melocotón, mientras que los chocolateros disfrutarán con la plancha de cacao-nata con bizcocho oscuro. Todas ellas, sin gluten ni lactosa.

  • La Plancha de Queso Fresco y Nata con Fresa, sin gluten y sin lactosa, lleva una fina crema de queso fresco y nata  elaborados con derivados lácteos sin lactosa, entre dos capas de bizcocho sin gluten, hecho con harina de arroz. Se acompaña con daditos de fresa y la gelatina.
  • La Plancha de Queso Fresco y Nata con Arándanos, sin gluten y sin lactosa, acompaña la crema de queso u nata y el bizcocho con arándanos y gelatina.
  • La Plancha de Queso Fresco y Nata con Melocotón, sin gluten y sin lactosa, está cubierta generosamente con daditos de melocotón glaseados con gelatina.
  • Para los más chocolateros, la Plancha de Chocolate y Nata, sin gluten y sin lactosa, ofrece entre dos capas de bizcocho oscuro sin gluten un relleno de chocolate y nata sin lactosa. El aspecto ondulado de la capa superior resulta especialmente atractivo.
Las planchas sin gluten ni lactosa con fresas, melocotón y chocolate. de Erlenbacher

Las planchas sin gluten ni lactosa con fresas, melocotón y chocolate. Los productos sin lactosa están de moda, porque resultan más digestibles

Una solución para el canal horeca

Las nuevas planchas de nata y queso fresco no sólo convencen por su sabor, sino que aciertan por su formato, pensado específicamente para la hostelería. Con un tamaño de 19,5×29 cm están precortadas en 12 porciones en el clásico formato 4,8×9,8 cm que viene perfecto para la presentación en bandejas o platos. Están listas para servir después de unas 12 horas de descongelación en el frigorífico. Se suministran en cajas de 4 unidades.

Erlenbacher realiza la fabricación de la gama de productos de pastelería sin lactosa y sin gluten bajo las más exigentes medidas de garantía de calidad con el fin de ofrecer una elevada seguridad y calidad del producto. Como en todos los productos de la casa alemana, se prescinde completamente de conservantes y ácidos grasos hidrogenados (trans), y se utilizan solo aromas naturales y colores naturales derivados de alimentos en vez de colorantes artificiales.

Más info y pedidos en el tel. +34 932 097 806 y en suter@erlenbacher.net

 


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Escribe un comentario