El dinero, siempre controlado: así funciona el ciclo cerrado del efectivo con CashGuard

Hurtos internos o externos, invitaciones, errores en los cambios… en muchos comercios y establecimientos hosteleros se produce la llamada “pérdida desconocida“, esto es, la diferencia entre el inventario teórico y el real del stock. La solución es fácil: que ningún empleado tenga acceso al efectivo, algo que garantiza el sistema CashGuard,

Reducir o eliminar la pérdida desconocida en el sector hostelero es posible con los sistemas CashGuard.

Con estos sistemas el flujo de efectivo está siempre controlado en tiempo real, ya que nadie tiene que tocar la caja ni el efectivo. Por ello cada vez más establecimientos hosteleros emplean esta solución.

Caja registradora CashGuard en la cafeterñia de un hotel

Cada vez más negocios hosteleros instalan cajas registradoras inteligentes CashGuard para garantizar el control del efectivo

El ciclo cerrado del efectivo se cumple al 100% ya que en ningún momento los empleados tienen en su posesión el dinero del negocio: sólo manejan el efectivo de los clientes para introducirlo en la caja, evitando prácticamente la pérdida desconocida.

El funcionamiento del ciclo cerrado del efectivo con CashGuard es el siguiente:

  • El cliente abona una consumición en el negocio hostelero. En el instante en el que empleado introduce el dinero en la caja CashGuard, el efectivo queda inaccesible para cualquier persona que no posea permisos para retirarlo.
  • Todas las operaciones del negocio (y el efectivo) quedan registradas en el sistema, y el empleado las desconoce
  • Durante el proceso de retirada, el efectivo se almacena directamente en el cajón de vaciado, con lo que la cantidad retirada seguirá siendo un dato oculto para todas las personas que no posean los permisos necesarios.

El ciclo cerrado del efectivo implica que nadie pueda saber cantidades de facturación, de esta manera el empleado solo centrar toda su atención en el cliente. Desde el momento en que se introduce el efectivo en la caja inteligente CashGuard el dinero ni está ni a la vista, ni accesible para nadie que no esté autorizado.

Por lo tanto, con CashGuard el efectivo del negocio está asegurado. La fiabilidad y robustez de este sistema hacen que el dinero sólo sea accesible para los gestores del negocio y no esté al alcance de cualquiera. Un ejemplo, en definitiva, de cómo la tecnología se está convirtiendo en un instrumento definitivo a la hora de limitar el alcance de la pérdida desconocida.

Desde la firma Telsystem, distribuidores de CashGuard en España, ayudan a los hosteleros a erradicar la pérdida desconocida con las soluciones de gestión de efectivo Cashguard y las soluciones más efectivas para TPV.

¿Desea instalar una caja registradora inteligente CashGuard en su negocio o necesita más información? Contacte con TelSystem en los teléfonos (+34) 914 999 613 – 917 136 961 o  en el e-mail info@telsystem.es

 


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Escribe un comentario