Chateaubriand de cordero con manzana, limón y almendras

El chef Rubén Cordero es el autor de esta suculenta receta basada en cordero inglés, una carne con Sello de Calidad que destaca por su gran versatilidad.

Receta del chef Rubén Cordero

Ingredientes para cuatro personas

4 piezas de “chateaubriand” de cordero inglés sacadas de la pierna deshuesada y trinchada
150 gr de calabacín (tocino ahumado en su versión de invierno )
2 dientes de ajo
1 manzana
50 gr de almendras crudas enteras
1 dl de vino blanco semiseco
1/2 dl de aceite de oliva virgen
30 gr perejil
30 gr rúcula
Bayas de pimienta
Sal
Brochetas o ramas de romero para pinchar
80 gr azúcar
100 gr agua

Preparación

1. Laminar longitudinalmente el calabacín en tiras finas y anchas. Blanquearlo 20 segundos en agua hirviendo y refrescar para cortarle la cocción. Reservar.

2.Repasar las piezas de cordero, redondear y salar ligeramente. Mezclar en un recipiente el perejil, la rúcula, y el ajo triturado con las bayas de pimienta. Hacer rodar las piezas de cordero para que esta mezcla se adhiera a su contorno.

3. Albardar las piezas con las tiras de calabacín o tocino (o ambas ) y sujetarlas con una pequeña rama de romero para que no pierdan la forma.

4. Preparar un jarabe con el agua y el azúcar a fuego lento hasta que esta quede disuelta. Enfriar.

5. Cortar discos transversales a la manzana lo más finamente posible, y dejarlos en un recipiente con el almíbar para que no se oxide. También se pueden envasar juntos al vacío.

6. Marcar los chateaubriands en una sartén con aceite de oliva, hasta que la pieza resulte dorada en ambos lados. Añadir los discos de manzana por encima, las almendras picadas a groso modo y el vino blanco. Dejar reducir hasta que evapore el alcohol, añadir 1/2 dl de agua y hornear 10 minutos a 180ºC.

6. Desglasar el jugo del chateaubriand, colar y salsear la carne con él.

Cordero inglés con Sello de Calidad

El cordero ha evolucionado desde un consumo tradicional y estacional hacia un planteamiento de innovación con nuevos cortes, recetas y aplicaciones gastronómicas y un consumo de continuidad, gracias a la gran versatilidad de esta carne.

Eblex, la Organización del Sector del Ovino y Vacuno en Inglaterra, trabaja desde hace años en esta línea de innovación con su carne de ovino con Sello de Calidad, ofreciendo cortes desconocidos hasta ahora en el mercado español.

Estos corderos, al contar con un mayor tamaño (16 Kg. de media), permiten aprovechar al máximo las diversas piezas y cortes primarios, lo que se traduce en una mayor rentabilidad para productores, restauradores y distribuidores, y en una mejor experiencia de consumo para el comensal.

Susana Morris, coordinadora de Marketing de Eblex, explica que “nuestro objetivo no es competir con el cordero español, ya que sus características son diferentes al cordero inglés con Sello de Calidad. Queremos ayudar a aquellos restauradores que deseen introducir nuevos cortes y recetas en sus menús para aportar valor añadido y una mejor experiencia culinaria a sus clientes”.

 


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Escribe un comentario