Consejos para afrontar una entrevista de trabajo

En verano se disparan las ofertas de trabajo para reforzar las plantillas en el sector turístico y hostelero. La directora de RRHH de la consultora Linkers, Marianela Olivares, ofrece una serie de recomendaciones y pautas de comportamiento para multiplicar las posibilidades de éxito en las entrevistas de trabajo.

Profesionalhoreca_Linkers_Entrevistas-Verano

En una entrevista, el tipo de mensaje comunicativo debe ser en un tono formal

– Organiza tu tiempo para asistir a la entrevista de trabajo y evita los gestos y actitudes de urgencia por irte cuando estés en ella. Aunque seas el candidato apropiado, esa actitud puedes hacer tambalear una buena oportunidad laboral.

Los primeros momentos al llegar a la sala de la entrevista son claves. Mantén una postura erguida, un semblante amable y un nivel de energía en sintonía con el sitio. Por ello, observa bien el entorno, respira tranquilamente y piensa que el mayor interesado en conocerte es el seleccionador.

– Pocas veces se dice, pero la disposición que hacemos del espacio al llegar a una entrevista es esencial en la primera impresión. Al sentarte procura buscar un sitio donde apoyar tus objetos personales, evitando colocarlos en tus rodillas. Una buena gestión en el dominio del espacio reforzará una actitud de seguridad.

Pocas veces se dice, pero la disposición que hacemos del espacio al llegar a una entrevista es esencial en la primera impresión

– Si para la entrevista se ha solicitado un CV, no esperes a que te lo pidan. Al igual que una tarjeta de presentación, procura llevarlo en mano y ser lo primero que entregues al comenzar. Será un gesto profesional muy bien acogido.

– Las expresiones de moda no son desdeñables, pero recuerda que para una entrevista el tipo de mensaje comunicativo debe ser en un tono formal y neutro de modismos. Hay que evitar caer en una conversación que suprima la información importante de la candidatura.

– Es indispensable que el discurso como candidato responda a las necesidades del puesto vacante. Para ello, el candidato debe haber analizado previamente no sólo su experiencia, sino haber identificado sus fortalezas y el valor añadido que puede ofrecer al puesto al que postula. Así enfocará mucho mejor la entrevista y sus respuestas tendrán un contenido más completo y valioso.

– Si tu experiencia es amplia y puedes desarrollar diferentes puestos laborales, ello no significa que debas explayarte con todos tus conocimiento en la entrevista, ya que posiblemente pierdas la oportunidad de destacar las cualidades idóneas para el puesto al que te presentas.

– Los puestos siempre tienen una particularidad diferente en cada empresa. Por esa razón es importante que preguntes y muestres curiosidad y atención por aquellas características del empleo, así como por tu grado de responsabilidad para llevarlas a cabo. El interés bien enfocado siempre es bien recibido por el entrevistador.

Es importante que preguntes y muestres curiosidad y atención por aquellas características del empleo, así como por tu grado de responsabilidad para llevarlas a cabo

– En las empresas se demanda cada vez más un servicio al cliente personalizado. En este sentido, conviene que identifiques correctamente el tipo de cliente al que se dirige la marca. Desde esta perspectiva, defiende tus conocimientos y habilidades.

– Finalmente, recuerda: las posibilidades de conseguir el empleo siempre estarán más cerca si estás convencido de lo que eres capaz de hacer y, sobre todo, estás determinado a alcanzar lo que buscas.

 


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Escribe un comentario