Cooking Data: el GPS de los restaurantes que utiliza los datos para una gestión eficaz

Hostelero, ¿te gustaría saber qué platos de tu carta son los más rentables, o cuáles son los puntos débiles de tu negocio que requieren especialmente atención? ¿Conoces realmente a tus clientes y sus preferencias? Ahora puedes gestionar tu restaurante de una forma más sencilla con Cooking Data.
Chef usando Cooking Data

¿Conoces las métricas de tu negocio? ¿Tomas las decisiones acertadas para tu restaurante?

Cooking Data analiza los datos del negocio procedentes del TPV, facturas de proveedores y métricas digitales; los trata con técnicas de big data, y los pone a disposición del restaurador para que tome decisiones acertadas.

De este modo, el hostelero puede optimizar su menú identificando los platos más rentables o los más demandados por tus clientes, o, según el análisis de las ventas diarias, centrarse en los puntos más necesitados de su negocio.

Con Cooking Data el hostelero podrá saber con exactitud qué clientes vienen con mayor frecuencia, cuáles son sus platos favoritos y a qué horas llegan, y de esta manera anticiparse a sus demandas.

En definitiva, se trata de una herramienta que permite a los hosteleros gestionar sus negocios de manera más eficiente, mejorando las ventas, optimizando costes, generando más tráfico, convirtiendo a los camareros en vendedores y comunicando mejor.

Una asistente virtual guía al hostelero a través de los gráficos para identificar las oportunidades clave, las áreas de mejora y los puntos fuertes, y le señalará cada día aspectos del restaurante a lo que hay que prestar especial atención

Detrás de esta startup catalana están Eva Rodríguez e Iván Cubiles, dos expertos en el sector de restauración con perfiles informático y comercial, que han desarrollado una solución tecnológica con un claro enfoque de negocio, y de fácil uso para un público no técnico. Una asistente virtual guía al hostelero a través de los gráficos para identificar las oportunidades clave, las áreas de mejora y los puntos fuertes, y le señalará cada día aspectos del restaurante a lo que hay que prestar especial atención.

Cooking Data analiza, en cada negocio hostelero, diferentes parámetros:

  • Ventas: para aumentar ticket medio y analisar tipologia de cliente
  • Compras: para reducir costes (inventario, escandallos, negociación con proveedores)
  • Personal: para conocer si el ratio de personal es el óptimo para el negocio. Permite responder a la pregunta, por ejemplo, de si se habría vendido mas con una persona extra en sala-
  • Comunicación: para valorar la rentabilidad de la comunicación realizada.

Una herramienta que ya están empleando con éxito cadenas de restauración como como ADK, Vapiano, Eat Out y restaurantes independientes para optimizar su gestión. Se accede a ella mediante tres planes o menús, con diferentes precios, entre los 20 euros y los 99 euros mensuales, según el servicio contratado.

Analizando casos reales

Los fundadores de Cooking Data explican cómo algunos hosteleros utilizan esta solución para optimizar su carta: “Un cliente vio que sólo utilizaba el tomate corazón de buey para un único plato en la carta, y por lo tanto quería quitarlo”, señalan. “Al analizar los datos vimos que la ensalada de corazón de buey era un plato estrella y que además, al no ser saciante, es un producto de venta complementaria y por lo tanto aumenta el ticket medio”.

También ayuda a la segmentación de cliente: “En los datos de un restaurante independiente pudimos ver que todos los clientes que pedían vino eran de ticket medio-alto, mientras que los que pedían cerveza eran de ticket medio-bajo. Por lo tanto aconsejamos pedir las bebidas al principio para poder sementar la categoría de cliente y así poder dirigir mejor la venta sugerida de la comida”.

Cooking Data crea valor a través de los datos, ofrece un control total del restaurante de una manera más sencilla y hace que los restauradores identifiquen oportunidades de negocio y se adapten a los cambios de comportamiento de los clientes

Cooking Data es igualmente eficaz con los escandallos. “Uno de nuestros clientes no controlaba los escandallos de la tapa de ensaladilla rusa y se servían distintas cantidades, normalmente muy grandes y acompañadas por rodajas de pan, lo cual canalizaba la venta de otros platos”. Y también con el crosselling o venta cruzada: “Uno de nuestros clientes de grandes cadenas utilizó el modulo de crosselling unitario para poder crear los packs de desayuno más apetecibles para sus clientes”.

El análisis de los datos de la franja horaria es también muy revelador en un restaurante. “A través de los datos de venta por franja horaria, un cliente notó una bajada en las ventas, especialmente en las últimas dos horas de servicio por la noche. A partir de estos datos realizó una visita in situ durante estas horas y vió que, al haber pocas mesas, el personal de sala no hacía la venta sugerida de ofrecer copas”, explican los responsables de Cooking Data. “Las copas al final son las que más margen generan, y el local estaba sufriendo una pérdida de ventas significativa. Afortunadamente, el cliente pudo rectificar a tiempo”.

En definitiva, una solución que utiliza el big data y lo pone a disposición de los hosteleros. “Los datos son una de las razones para cambiar las reglas del juego”, comenta Eva Rodríguez. “Generar un mayor conocimiento de los clientes nos ofrecerá un mayor conocimiento del negocio, además de darnos un mayor poder de reacción”. Cooking Data crea valor a través de los datos, ofrece un control total del restaurante de una manera más sencilla y hace que los restauradores identifiquen oportunidades de negocio y se adapten a los cambios de comportamiento de los clientes.

¿Interesado en Cooking Data? Contacta vía web

 


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Escribe un comentario