Cuatro usos de la envasadora al vacío iSensor mychef, de Distform

Las envasadoras al vacío iSensor son máquinas inteligentes que tienen muchos más usos que el mero hecho de conservar los alimentos en un atmósfera sin aire. ¿Por ejemplo? El vacío de tarros herméticos, la creación de espumas solidificadas al vacío, el desangrado de un foie o una hidratación rápida de setas…

Gracias a las patentes iVac (sensor inteligente), iSeal (sellado inteligente) y SCS (sistema de autocalibrado), la gama de envasadoras al vacío iSensor de mychef marca un antes y un después en este tipo de equipos, ya que sus sensores inteligentes calculan el vacío perfecto según el tipo de alimento, el espesor de la bolsa y las condiciones atmosféricas. Basta con introducir el alimento, baja la tapa… ¡y listo!, un envasado perfecto de forma 100% automática.

Envasadora al vacío inteligente iSentor, de mychef (Distform)

La gama de envasadoras inteligentes iSensor de mychef garantiza un envasado perfecto de forma 100% automática… y mucho más

Sin embargo, muchos profesionales no saben que las utilidades que de estas avanzados equipos van más allá de la conservación. Por ejemplo, sirven para el envasado al vacío de tarros herméticos con banda de goma y traba metálica. Para la extracción del aire, hay que colocar el producto a envasar dentro del tarro; cerrar la traba y ajustar la traba metálica. Después, se sitúa el tarro en la campana de la envasadora y se hace el vacío total. Para abrir el frasco de nuevo, es necesario revertir el procedimiento, porque la diferencia de presión entre el interior y el exterior del recipiente provoca que sea imposible su apertura. Cuando la presión del tarro y la campana se igualen, el frasco se abrirá por sí solo.

Otro truco que es posible hacer con la envasadora iSensor es crear espumas solidificadas al vacío. Éstas se forman a partir de un líquido con burbujas de pequeño tamaño o gas disuelto en su interior. Después de aplicar el vacío, las burbujas se expanden y el gas sale a la superficie; ambas acciones contribuyen a inflar las espumas. Para solidificarlas en estado expandido, hay que dejarlas enfriar en el mismo recipiente. La forma más adecuada de preparar espumas solidificadas al vacío es con un kit de vacío externo conectado a una envasadora. También pueden conseguirse introduciendo un recipiente dentro de la cámara de la máquina. Así, puede utilizarse un molde de silicona que luego se insertará dentro de un contenedor con hielo.

Además, la envasadora al vacío iSensor también puede utilizarse para el desangrado del foie, es decir, para eliminar los restos de sangre de las venas del foie fresco, ya que pueden contaminar las terrinas de conservación. Para ello, hay que colocar un papel absorbente sobre un plato y encima poner el foie. Se introduce en la envasadora y se realizan uno o más ciclos hasta que se evacúe la máxima cantidad de sangre posible.

También puede esta envasadoras para la hidratación rápida de setas secas en casos de urgencia. Envasando  al vacío las setas secas con un poco de agua, se logra hidratarlas en sólo dos o tres minutos.

¿Interesado en saber más de las envasadoras inteligentes iSensor? Contacta en el tel. +34  902 10 18 90, en info@distform.com o vía web.

 


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


3 comentarios "Cuatro usos de la envasadora al vacío iSensor mychef, de Distform"

Trackback | Comments RSS Feed

  1. Cosme Saló dice:

    Cual es el precio de la màquina mas barata?

  2. Gracias por su interés en iSensor. Para más información y solicitar precio, por favor póngase en contacto con nuestro departamento comercial en info@distform.com o en el teléfono 902 10 18 90.

Escribe un comentario