Dos opciones para franquiciar tu bar

¿Tienes un bar en una zona transitada, pero no acabas de sacarle rentabilidad? ¿Trabajas bien los desayunos en tu establecimiento, pero falla por las tardes y noches? ¿Tu barra funciona sólo a ciertas horas? ¿Quieres dar un impulso a tu negocio pero sin arruinarte? Tal vez una franquicia sea la solución.

El convertir un bar ya existente en un local franquiciado puede ser la solución para muchos locales que no acaban de obtener la rentabilidad necesaria; que necesitan modernizarse frente a la creciente competencia;  que necesitan profesionalizar su gestión y controlar costes, o que simplemente requieren un nuevo giro para adaptarse a las demandas del mercado.

He aquí dos propuestas de dos enseñas probadas, Lizarran y Barra de Pintxos, de estilos diferentes pero que basan su oferta en una surtida variedad de pinchos y tapas a lo largo de todo el día.

1. El “Bar renove” de Lizarran
Local Lizarran

Lizarran, marca nacida en 1988, franquicia desde 1998 y cuenta con más de 200 locales en España

La exitosa enseña de tapas del grupo Comess puso en marcha en 2014 el “Bar Renove”, una herramienta para ayudar a la conversión de bares ya en funcionamiento en establecimientos Lizarran. La idea es que con una inversión mínima el bar se transforme en muy poco tiempo en un Lizarran totalmente operativo, adaptando su gestión y funcionamiento a los estándares de la marca, “pero manteniendo la esencia del negocio hostelero”, explican desde la cadena.

Una nueva línea de negocio para Lizarran, que busca locales estratégicos para la expansión de la marca. Para el hostelero puede ser una opción muy interesante, se que permite reconvertir su establecimiento en un Lizarran por por un canon mínimo: en torno a los 3.000 euros, según las características del local.

Si un hostelero está interesado, primeramente el departamento de Expansión de Comess Group visita el local y comprueba si cumple unos requisitos mínimos y qué es aprovechable. También se analiza su situación, a fin de ayudarle a incrementar la facturación. Si el local es válido, es muy probable que se tomen medidas como ampliar la franja horaria a comidas y cenas, o que se mantenga un córner del establecimiento original dentro del local. “Siempre se hacen concesiones al negocio ya existente”, explican sus responsables.

La cadena también ofrece directamente esta fórmula a locales en zonas donde está interesada en expandirse. Este año calcula que se llevarán a cabo en torno a una decena de reconversiones, que se sumarán a los más de 12 ya realizada. La acogida de los hosteleros esta siendo buena, explican: “porque supone una solución a muchos de sus problemas, y se les ofrece la posibilidad de competir con otras franquicias”.

¿Por qué convertir su bar en un Lizarran? La cadena resume así sus ventajas:
Menos coste de las materias primas, que se compran a la central.
– Todo es más sencillo con la estandarización de los procesos, que simplifica la gestión.
– Una imagen de marca muy conocida y potente. La central realiza, además, continuas campañas de promoción y comunicación.
– El apoyo de una central con gran experiencia (cuenta con más de 200 locales en España y está presente en 20 países) y personal especializado. Respuesta inmediata.
– El sistema Lizarran de venta por impulso, donde el ritmo de consumo lo controla el hostelero, no el cliente.

¿Interesado en reconvertir su bar en un Lizarran? Llame al tel. 900 102 869 o contacte vía e-mail.

2. MontatuBaRRa, la campaña de Barra de Pintxos
Local de Barra de Pintxos

Barra de Pintxos es una cadena de cervecerías/restaurantes que ofrece pintxos y tapas en un ambiente moderno y cuidado

Otra cadena especializada en pinchos, Barra de Pintxos, ha lanzado su campaña Montatubarra, una iniciativa enfocada a locales de hostelería en funcionamiento interesados mejorar sus resultados “bajo el paraguas de una marca consolidada y en plena expansión”, explican desde la enseña.

Así, los empresarios hosteleros con un restaurante o bar operativo pueden reconvertirlo en un Barra de Pintxos. Con una inversión de 80.000 euros se podrán beneficiar de las ventajas de un modelo de negocio en estos momentos cuenta con un índice de rentabilidad entre el 15% y el 20%.

El nuevo franquiciado se beneficiará de todas las ventajas que representa unirse a la cadena franquiciadora. ¿El primero? Interesantes economías de escala “de la mano de proveedores de primer nivel”. Otras claves son:
– El diseño funcional, para una máxima eficiencia de las operaciones
– Avanzados sistemas de información y tecnología
Fuerte imagen corporativa
– El tratarse de un modelo de negocio de alta rentabilidad.
– Cuidada decoración, con un ambiente cuidado y agradable

Este formato está pensado para locales con un máximo de 120 m2 ubicados en poblaciones con más de 30.000 habitantes.

Cn esta iniciativa Barra de Pintxos espera agregar a la red siete locales antes de que finalice el año, que se sumarán a los cinco que actualmente tiene operativos y a las aperturas previstas a través de su modelo de negocio original. La compañía tiene especial interés en ciudades como Madrid, Barcelona y Valencia, aunque no descarta otras capitales de provincia.

Los locales de esta enseña ofrecen una amplia selección de pintxos y tapas a cualquier hora del día.

Barra de Pintxos, nacida en en el año 2010, comenzó su expansión a través del sistema de franquicias en el año 2014.

¿Interesado en reconvertir su local en un Barra de Pintxos? Llame al tel. (+34) 91 843 79 63 o contacte vía e-mail.

 


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Escribe un comentario