La ralentización de la rentabilidad turística se mantiene en verano

Continúa la ralentización de la rentabilidad turística española entre los meses de junio y septiembre de este año. En general, los destinos vacacionales registraron una mejoría de ingresos debido al aumento de tarifas y de la demanda, mientras que los destinos urbanos sufren un descenso por la caída en Madrid y Barcelona, revela el último Barómetro de Exceltur.

Profesionalhoreca - habitación - hotel

Los ingresos por habitación disponible aumentan muy lentamente

Este año 2018 comenzó con una ralentización de la rentabilidad turística que se ha prolongado en verano, entre los meses de junio y septiembre. Y su crecimiento continúa lento, principalmente en los ingresos por habitación disponible (que sólo suben un +0,4%), ya que el empleo sigue aumentando (+2,7%).

Así lo revela el último Barómetro de la Rentabilidad y Empleo turísticos publicado por la asociación empresarial ExcelturSegún el mismo, los destinos vacacionales mejoran sus resultados porque crecen los ingresos (un +1,1%) de forma generalizada) por la mejora de tarifas en las zonas de mayor renovación hotelera y por la buena respuesta de la demanda nacional, con un mejor comportamiento del empleo (+1,9%).

No obstante, los destinos catalanes se ven afectados por su imagen de inestabilidad política, y los canarios por el impacto creciente de la competencia del Mediterráneo oriental.

Respecto a los destinos urbanos, estos experimentan un descenso de sus ingresos (-1,9%), por la caída en Madrid ( 7,9%) y Barcelona (-6,7%,) afectados “por el efecto del crecimiento de la oferta incontrolada de viviendas de uso turístico”, a lo que se añaden en la Ciudad Condal el impacto de la inestabilidad política y en Madrid la comparación con un excepcional verano de 2017 con eventos puntuales de gran afluencia. Sin estas dos capitales, los ingresos de los destinos urbanos españoles suben un +5,0%, “con un notable incremento del empleo en los subsectores de la cadena de valor turística (+3,5%)”. revela el estudio.

Así, “los destinos y empresas turísticas que han apostado por la renovación de sus instalaciones y espacios turísticos, han impulsado su conectividad, han invertido en elementos de oferta complementaria diferenciadores, han diversificado sus mercados y han favorecido los canales propios de comercialización directa han obtenido mejores resultados y han aguantado mejor la mayor competencia de los destinos del Mediterráneo Oriental”, concluye el estudio de Exceltur.

Destinos vacacionales de la costa mediterránea y las islas
Bañistas paseando por la playa

Los destinos vacacionales, en general, registraron un aumento en el precio motivado por la renovación del producto y una mayor demanda nacional

Los destinos vacacionales españoles han regostrado un verano de 2018 dispar.

Baleares cierra un balance positivo respecto al excelente verano de 2017 (los ingresos por habitación suben el +3,5% en el acumulado junio-septiembre), liderando los mayores valores de revpar de la geografía española, gracias a la mejora en los precios, propiciada principalmente por la inversión en modernización de producto.

En cuanto a Andalucía y la Comunidad Valenciana, los destinos más dependientes de la demanda española y con un producto más diferenciado registran los mayores incrementos en los indicadores de rentabilidad turística durante el verano de 2018. Por contra, Canarias es el destino que sufre en mayor medida la recuperación de los competidores, bajando la afluencia (-3,1%) y los ingresos (-2,0%) sin que todavía afecte al empleo.

En el caso de los destinos catalanes de costa, la inestabilidad política ha detraído la demanda, especialmente española, y su rentabilidad. señala el estudio.

Destinos urbanos

Los destinos urbanos españoles han experimentado un peor comportamiento que los vacacionales este verano en términos de ingresos, por la caída en Madrid (-7,9%) y Barcelona (-6,7%,), que, sin embargo, no ha afectado a la generación de empleo vinculado en estas ciudades.

La senda de ralentización de sus ingresos se ha concretado en una caída del RevPAR medio (ingresos por habitación disponible) del -1,9% entre junio y septiembre de 2018 (sin Madrid y Barcelona los ingresos en los destinos urbanos españoles crece un +5,0%), por una caída de precios (-1,7% de ADR), “limitados en parte por el intenso y descontrolado crecimiento de la oferta de las viviendas de uso turístico”.

Los destinos urbanos españoles han experimentado un peor comportamiento que los vacacionales este verano en términos de ingresos, por la caída en Madrid (-7,9%) y Barcelona (-6,7%), que, sin embargo, no ha afectado a la generación de empleo en estas ciudades

La rentabilidad turística en Barcelona este pasado verano sigue afectada por la inestabilidad política. Los niveles de ocupación en los hoteles de la ciudad condal han sufrido nuevas caídas interanuales, lo que ha empezado a trasladarse a relevantes rebajas en los precios, con especial intensidad en los meses de verano.

En Madrid, el exponencial crecimiento de las viviendas de uso turístico en el centro de la ciudad sigue impactando sobre los hoteles de menor categoría (3 estrellas e inferiores), que registraron un retroceso del -5,0% de pernoctaciones de extranjeros, a pesar del incremento en su afluencia que revelan los datos de pasajeros aéreos internacionales. Todo ello se ha trasladado a una caída notable de ocupación y tarifas, especialmente intensa en hoteles de cinco y tres estrellas

Al excluir del análisis los principales destinos turísticos urbanos catalanes y Madrid, el Barómetro evidencia que 35 de las 48 ciudades restantes que contempla este estudio han experimentado una mejora en su rentabilidad económica entre junio y septiembre de 2018, medida a través de los ingresos por habitación disponible (+5,0% en RevPAR).

San Sebastián registra el mayor nivel de Revpar  con 149,1€ de ingreso medio por habitación disponible y un crecimiento interanual del +3,5 % exclusivamente por la mejora de las tarifas, que se ha trasladado a un aumento del +5,9% en el empleo turístico en la ciudad

Entre ellas, destaca el mejor comportamiento de las ciudades de la costa durante el verano de 2018. A la cabeza de ellos, San Sebastián registra el mayor nivel de RevPAR en estas fechas, con 149,1€ de ingreso medio por habitación disponible, con un crecimiento interanual del +3,5 % exclusivamente por la mejora evidenciada en las tarifas, que se ha trasladado a un aumento del +5,9% en el empleo turístico en la ciudad.

Otros destinos urbanos situados en el litoral mediterráneo de perfil vacacional y con altos niveles de RevPAR y notables crecimientos son Palma de Mallorca, Cádiz, Málaga, Almería y también Valencia, “que sigue mostrando un excelente desempeño de su reposicionamiento como destino urbano en el panorama internacional y el aumento del número de conexiones aéreas”.

El aumento de la rentabilidad turística ha sido también relevante en buena parte de los principales destinos urbanos del interior andaluz (Sevilla y Córdoba) y algunas de las ciudades icono del norte como Gijón, Bilbao y La Coruña.

Un elevado número de ciudades del interior han experimentado igualmente una mejora de la rentabilidad económica del turismo durante estos meses, por la combinación de aumentos de la demanda y de precios. Este es el caso de Zaragoza, Vitoria, Ávila, Salamanca, Toledo y Cáceres.


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Escribe un comentario