Las consecuencias del no-show en el restaurante

Reservar y no acudir: es lo que se conoce como no-show, una práctica que afecta a varios sectores. En la restauración los “no-shows” representan sólo un 3,7% de las reservas, aunque afectan directamente a la actividad diaria de los establecimientos, con consecuencias como el desperdicio de comida y/o pérdidas económicas.

Aunque muchos consumidores aseguran no haber oído hablar del no-show, en la práctica un 32% confiesa haberlo protagonizado alguna vez en restaurantes durante los últimos 6 meses, revela el estudio que ha realizado la web de reservas ElTenedor sobre esta práctica.

Un fenómeno que también afecta a otros sectores, además de a la restauración: peluquerías, médicos y hoteles, entre otros, también sufren las consecuencias del no-show.

Mesa de un restaurante

Imprevistos, olvidos, retrasos o hacer más de una reserva al mismo tiempo son las principales causas del no-show

Pero , ¿por qué no avisan si no se va acudir?

Según el estudio de ElTenedor, imprevistos, olvidos, retrasos o hacer más de una reserva al mismo tiempo son las principales causas del “no-show”.

El 17% de los clientes no avisa porque simplemente no cae en ello. Un 16% piensa que no es necesario: el restaurante podrá reemplazarles fácilmente. Y un 12% se sienten incómodos si tienen que anular la reserva.

El estilo de vida y las circunstancias socioculturales del lugar en el que se vive son factores que, sin duda, influyen en este tipo de prácticas.

  • La vida que llevamos, acelerada y llena de planes, hace que nos sea difícil cuadrar citas o incluso recordarlas.
  • “El cliente es el rey” y en algunos casos no valora la reserva, la considera sólo una opción más.
  • Se pierden los buenos hábitos, se piensa menos en los demás y en las consecuencias.

¿Cómo afecta un “no-show” a un restaurante?

El desperdicio de comida, las pérdidas económicas, la desorganización del servicio y el exceso de personal o no poder ofrecer la mesa vacía a otros clientes son algunas de las consecuencias del no-show

Los “no-show” afectan a la actividad diaria de los restaurantes. El desperdicio de comida, las pérdidas económicas, la desorganización del servicio y el exceso de personal o no poder ofrecer la mesa vacía a otros clientes son algunas de las consecuencias con las que los establecimientos hosteleros tienen que lidiar cada día.

Los no-shows no impactan en todos los restaurantes de la misma manera. Cuanto mayor es el “food cost” de un restaurante, más importante es la pérdida para este. Por tanto, es extremadamente importante para este tipo de establecimiento asegurarse de las intenciones reales de sus clientes antes de confirmar una reserva.

De la misma manera, en el caso de las reservas de grupo, el riesgo de no-show debe ser nulo o reducirse al mínimo para evitar cualquier contrariedad.

Posibles soluciones

Los propios restaurantes y empresas como ElTenedor han puesto en marcha en los últimos años medidas para sensibilizar a los clientes y reducir los “no-show” en los restaurantes. Estas son algunas de las soluciones propuestas:

  • Enviar recordatorios por mail y SMA
  • Facilitar la anulación en un click a través de e mal, SMS y notificaciones push
  • Propocionar los datos o pagar, mediante tarjeta de crédito, al hacer la reserva ( la garantía por tarjeta de crédito parecen ser una de las técnicas más eficaces para luchar contra los no-shows y reducir su impacto negativo en el volumen de negocio de los restaurantes).
  • Posible pérdida de puntos de fidelización o suspensión templar de la cuenta.
  • El restaurante puede anotarlo en el indicador de fiabilidad del cliente en ElTenedor Manager, y lo verán otros establecimientos
  • Realizar una campaña de sensibilización sobre las negativas consecuencias de los no-shows

 


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Escribe un comentario

*