Los hoteleros europeos aplauden que Airbnb acepte el registro de viviendas turísticas en Nueva York

La ciudad de Nueva York va a implantar una normativa sobre alquileres de vivienda vacacional a corto plazo, y justo antes que la ley pueda sancionar a los propietarios que utilizan las plataformas on-line para comercializarlas, violando las leyes del estado, Airbnb ha aceptado establecer un registro de estas viviendas, que es precisamente lo que piden los hoteleros europeos.
Cama de hotel

Los hoteleros insisten en que el alojamiento privado ha de cumplir con la normativa y regulaciones

Airbnb, que es la mayor plataforma de comercialización de vivienda vacacional, ha propuesto medidas de autorregulación, como establecer un registro de viviendas, en consonancia con lo están pidiendo los hoteleros españoles (desde su confederación Cehat) y europeos, a través de la  patronal Hotrec.

La ley que se va a implantar en Nueva York ley restringe el anuncio de alquileres de apartamentos por periodos inferiores a un mes para luchar contra los alojamientos ilegales, imponiendo multas de hasta 7.500 dólares a las plataformas que anuncien alquileres de menos de 30 días.  

Para evitar que esta medida se apruebe, Airbnb ha aceptado que establecer un registro de viviendas es la manera más fácil de que el Estado pueda hacer cumplir las normativas. Precisamente, el registro de la actividad de alquiler ha sido una demanda clave de los hoteleros desde hace años. Además, la plataforma también ha propuesto eliminar a todos aquellos propietarios que tengan múltiples viviendas, ya que eso “es un caso significativo de actividad económica profesional”.

La ley que se va a implantar en Nueva York ley restringe el anuncio de alquileres de apartamentos por periodos inferiores a un mes para luchar contra los alojamientos ilegales

Los hosteleros europeos vienen solicitando desde hace años que haya una clara diferencia entre actividad privada y actividad profesional. Algo que también está en línea con las guías recientes de la Comisión Europea, donde se especifica que las rentas regulares de alquiler turístico deben ser también consideradas como actividad profesional para evitar que los profesionales se escapen de las regulaciones europeas de protección de consumidores.

Acabar con la economía sumergida

A pesar de las propuestas de las plataformas de alquiler vacacional, finalmente la ciudad de Nueva York ha aprobado  la normativa tal y como estaba diseñada en un principio, pero para los hosteleros “es un signo positivo el que las plataformas estén dispuestas a contribuir de forma mucho más responsable a dar información y a la transparencia, lo cual evitaría los abusos y la economía sumergida”.

“Hotrec ve con mucha satisfacción que sus principales demandas para una economía responsable son aceptadas por el mayor actor de este mercado”, afirma Christian de Barrin, CEO de la patronal hotelera europea.  “Las plataformas deben tener un sentido claro de la responsabilidad añadiendo transparencia al mercado, lo cual es ético con consumidores y sus propios accionistas”.

Por su parte Ramón Estalella, presidente del grupo de trabajo de la Economía Colaborativa de Hotrec, señas que “la obligatoriedad de la inscripción de la actividad en los municipios es la única manera de avanzar para acabar con las actividades ilegales, y por lo tanto con la  economía sumergida”.

 


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Escribe un comentario