¿Por qué los hosteleros autónomos no pueden ponerse enfermos?

Que levante la mano el autónomo que se haya permitido ponerse enfermo y coger la baja. O acudir a un especialista sin que sea una urgencia.
¿Nadie? Claro que no. Autónomos y enfermedad no son, a priori, compatibles…

Que la hostelería es un sector que exige una dedicación continua no es una novedad, pero que la salud no es una prioridad para los autónomos, tampoco.

¿Por qué en España 2,7 millones de autónomos están desprotegidos en caso de accidente o enfermedad? Muy simple: porque si no se trabaja no se cobra. De ahí que la frase “los autónomos nunca se ponen enfermos” sea tan popular.

Comenzar en el mundo de la hostelería supone una inversión muy importante, y aunque es evidente que tanto física como mentalmente es un trabajo agotador, cuidar la salud sigue considerándose un gasto secundario para la mayoría de los autónomos del sector.

La realidad es que para que salga rentable trabajar por cuenta propia, lo que hace el 86% de los autónomos es cotizar sobre la base mínima: 919,80 euros mensuales, lo que supone 275 euros al mes de cuota de autónomos.

Entonces, ¿cuánto cobra un autónomo si necesita estar de baja?

La verdad: muy poco. Si cotiza sobre la base mínima y pasa algo que le aparte del trabajo, los tres primeros días de baja no cobrará nada. A partir del cuarto recibirá unos 18 euros por día (el 60% de lo que cotiza). Y ya si es algo realmente grave que le mantenga KO durante más de tres semanas, cobrará un poco más: el 75% de lo cotizado. Alrededor de 23 euros por jornada.

Una cantidad es claramente insuficiente para poder contratar a alguien, de ahí que 8 de cada 10 autónomos trabajen enfermos.

Hay alternativas

Para poder mantener el nivel de exigencia que supone la hostelería, es esencial poder descansar cuando uno lo necesita. Por eso en Muno han diseñado un Seguro de Baja Temporal solo para autónomos, con tarifas que se ajustan a cada bolsillo y que se pagan mes a mes, sin compromiso de permanencia.

Barista

Otro de los grandes desafíos en el mundo de la hostelería es sacar tiempo. Tiempo para trabajar, cuidar a la familia, seguir formándose…  y todo eso sin descuidar la alimentación y el descanso. ¿Cómo puede ser posible si el día tiene solo 24 horas? La solución son servicios que se adapten al ritmo de vida de estos profesionales, y no al revés. Un Seguro de Salud Médica solo para autónomos permite al hostelero autónomo ir a un especialista cuando lo necesita, sin esperas ni carencias. ¡El tiempo vale oro, y en la hostelería todavía más!

 


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Escribe un comentario