Puntos de carga para coches eléctricos: un servicio competitivo para el hotel

Hotelero, ¿quiere diferenciarse de su competencia? Instale un punto de carga de coches eléctricos en el garaje de un hotel. Además, se va a anticipar a la demanda de sus huéspedes y contribuirá al cuidado  el medio ambiente. Ahora puede acogerse a las subvenciones del nuevo plan de ayudas Movalt, pero hay algunos puntos clave que debe saber…

“Más pronto de los que pensamos, la movilidad sostenible va a ser algo necesario en grandes capitales como Madrid, donde las altas tasas de contaminación van a obligar a los gobiernos locales a imponer medidas de reducción del tráfico rodado, ya sea a través de restricciones del acceso de los coches a la almendra central de la ciudad o de la circulación por matrícula par/impar”, explica explica Darío Pérez, director del área de Desarrollo de Negocio de Creara. Una necesidad que va a impulsar el crecimiento de los coches eléctricos.

Punto de recarga de un coche eléctrico de Creara

La instalación de un punto de recarga en un hotel proporciona corriente eléctrica tanto a los coches eléctricos de los clientes que se hospeden en el hotel como a la flota de vehículos del hotel

Y no sólo en las ciudades: también se prevé un desarrollo interesante de estos vehículos en destinos de costa e islas, donde habitantes y turistas encontrarán muy útil disponer de un coche eléctrico para hacer recorridos cortos. “Por eso los hoteles de playa y de las islas deberían ir tomando nota”, añade Darío Pérez.

Las ventajas son claras: la empresa se anticipa a la necesidad de huéspedes con poder adquisitivo alto y de empresa, que, según las previsiones, van a desplazarse en coche eléctrico en un futuro cercano. “Al mismo tiempo, el hotel que ofrece la instalación de carga se desmarca de la competencia y refuerza su política de responsabilidad social corporativa, reduciendo el impacto ambiental de su actividad”.

Por ello, poner en marcha un servicio de coche eléctrico es una opción novedosa y tentadora para los hoteles, “pero para que sea eficiente debe hacerse con el asesoramiento técnico adecuado, tanto en la fase de planificación como en la implantación”, señala el director del área de Desarrollo de Negocio de Creara.

Así es un punto de recarga… y lo que supone

La instalación de un punto de recarga en un hotel proporcionará corriente eléctrica tanto a los coches eléctricos de los clientes que se hospeden en el hotel como a la flota de vehículos que éste pueda poner a disposición de sus huéspedes  y/o empleados.

Además de proporcionar una carga eléctrica, estos equipos pueden incorporar un software que permite gestionar parámetros como horarios de carga, encendido remoto, o reconocimiento de usuarios, entre otros. Todo ello, a través de una plataforma de gestión de puntos de carga.

Además de proporcionar una carga eléctrica, los puntos de recarga pueden incorporar un software que permite gestionar parámetros como horarios de carga, encendido remoto, o reconocimiento de usuarios, entre otros

Estas plataformas, conectadas a los puntos de recarga, permiten identificar y autorizar al usuario, disponer de información de consumos, tiempos de carga y costes, facilitar una app al usuario o contar con un servicio de soporte 24 horas, entre otras utilidades.

La instalación de puntos de carga para vehículos eléctricos, especialmente si se trata de puntos de recarga rápida, y si esa carga se realiza durante el día, implicará un incremento de la potencia demandada en las horas de mayor consumo. De ahí que sea conveniente realizar un estudio previo de cargas de las instalaciones de la empresa para conocer las implicaciones y calcular los costes que supondrían incorporar dicha infraestructura de movilidad eléctrica.

Por otro lado, la instalación de un punto de carga ha de realizarla un instalador autorizado. Y si, además, la instalación tiene una potencia instalada mayor a 50 kW, se precisa presentar un proyecto firmado por un técnico competente. En el caso de una instalación exterior, este requerimiento también será necesario para instalaciones con potencia superior a 10 kW, explican desde Creara.

Vías de financiación

La adquisición de vehículos eléctricos por parte de empresas, administraciones y particulares tiene que ir necesariamente de la mano del desarrollo de la red de infraestructura de carga en las ciudades. Esta necesidad queda recogida en el nuevo plan de ayudas al coche eléctrico Movalt, recientemente aprobado por el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital.

El nuevo plan de ayudas al coche eléctrico Movalt, recientemente aprobado y que gestiona IDAE, abre una interesante oportunidad para hoteles que estén pensando incorporar puntos de carga en sus instalaciones

Movalt va a destinar 45 millones de euros para la promoción de puntos de carga y la venta del coche eléctrico y otros vehículos alternativos. 15 millones del presupuesto se dirigen específicamente a la instalación de puntos de carga en zonas de uso público no residencial y aparcamientos privados para empresas.

“Estas ayudas que gestiona IDAE abren una interesante oportunidad para hoteles que estén pensando incorporar puntos de carga en sus instalaciones, pues les permite acceder a una financiación del 40% del coste de la inversión en el caso de grandes empresas y del 60% en el caso de las pymes”, explica Darío Pérez.

Aunque el coste de instalar un punto de recarga varía según sea la velocidad de carga requerida, la distancia a cablear, o de si es necesario realizar obra civil para enterrar cables, se puede tomar como referencia una instalación llave en mano de un punto de recarga de 22 kW para hasta tres vehículos, que tendría un coste estimado de 3.500 euros.

El hotel Don Pancho de Benidorm, pionero
Punto de recarga en el hotel Don Pancho de Benidorm

Punto de recarga en el hotel Don Pancho de Benidorm

El hotel Don Pancho ha instalado el primer punto de recarga para coches eléctricos en Benidorm, como gesto en la lucha contra el cambio climático y sus efectos, así como para  satisfacer una demanda “cada vez más intensa por parte de nuestros clientes, muy concienciados con servicios y productos con daño cero al medio ambiente”, explica el director del establecimiento, Juan José Gil.

Este servicio gratuito que ofrece el hotel está destinado a sus clientes, que disponen de una zona VIP para poder aparcar, en la que además podrán recargar sus vehículos durante su estancia.

El cargador del que dispone el hotel es tipo 2 (Mennekes), compatible con vehículos de las principales marcas como Volkswagen, Renault, Ford, Audi, Volvo, BMW, Mercedes, Porsche, Hyundai y Tesla. No obstante, el establecimiento dispone además de una toma de corriente standard para la conexión de vehículos de otras marcas.

Don Pancho también fue pionero en la introducción de instalaciones de geotermia, el año pasado. Con este tipo de instalación se consigue aprovechar la temperatura del subsuelo para proporcionar calefacción en invierno, refrigeración en verano y agua caliente durante todo el año. Incluso mantiene la piscina a una temperatura confortable para ser utilizada durante todo el año.

Al mismo tiempo, el hotel han ejecutado una fuerte inversión en la renovación de los sistemas de iluminación exterior e interior con la última tecnología Led para reducir el consumo eléctrico entre el 35% y el 40%, y las emisiones de los gases de efecto invernadero.

Todavía hay muy pocos coches eléctricos

De enero a septiembre de 2017, se matricularon en España 4.605 coches eléctricos. Una cifra aún incipiente con respecto al total de automóviles registrados en el país, pero que dibuja una tendencia  al alza que se acerca poco a poco a las previsiones del sector: 20% del mercado total de automóviles para 2025.

Refuerzan esas previsiones los datos del reciente informe ‘IV Radiografía de los hábitos de movilidad en las ciudades españolas’, elaborado por Alphabet, que afirma que un 69% de los españoles considera que el coche eléctrico es la solución ideal para la movilidad en las grandes ciudades.

 


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Escribe un comentario