Tartas clásicas de Erlenbacher: el postre perfecto para celebraciones

Nada como una tentadora tarta clásica para poner el broche de oro una celebración. Erlenbacher presenta cinco nuevas tartas de nata de calidad premium que van a permitir a cualquier establecimiento hostelero sorprender a sus clientes. Se presentan sin cortar, para una presentación perfecta en la mesa, vitrina o carro de postres.

Tarta Bella Helena

En la imagen, el clásico postre “Bella Helena” reconvertido en tarta: sobre una base de pasta brisa van, entre dos capas de bizcocho un dúo de nata de cacao y trozos de pera. Encima, crema de pera y otra capa de bizcocho. Para culminar, crema de pera, crema cacao oscuro, gelatina y una corona de rosetones de nata. Los bordes están decorados con virutas de chocolate de leche.

Tarta alemana Herrentorte

Sobre estas líneas, el clásico y elegante pastel alemán “Herrentorte” (literalmente, ‘pastel para caballeros’ ). Es una tarta con crema de chocolate sobre base empapada de ron. Sobre una base de pasta brisa se alternan cinco capas de bizcocho borracho y otras cinco de crema de chocolate. El conjunto se baña en crema de chocolate negro y se decora en los laterales con virutas de chocolate oscuro.

Tarta de avellana y nata

La combinación de nata y avellanas de esta tarta de avellana y nata resulta deliciosa. Sobre una base de pasta brisa se alternan capas de bizcocho de avellana con capas de nata con trocitos de avellana. Se decora con crema de nougat y nueces confitadas, se cubre con gelatina para tartas y se decora con avellanas en los bordes. Todo un placer, también visual.

Profesionalhoreca-Erlenbacher-Pastel_Melocoton

Fresca y afrutada, esta tarta de melocotón y crème fraîche es muy llamativa en la mesa. Sobre una base de pasta brisa van dos capas de bizcocho, un dúo de nata y crème fraîche y un preparado de melocotón. Encima va un relleno de nata de melocotón y mango y otra capa de bizcocho. La guinda la ponen la crème fraîche, gelatina amarilla y el decorado de cuchara. La decoración del borde, con coco rallado, le da un toque tropical.

Tarta de mazapán

Muy invernal, la tarta de mazapán de Erlenbacher acompaña perfectamente al café. Sobre una base de pasta brisa va una capa de masa de muffin cubierta de nata de avellana que incorpora, también, mazapán. Encima va otra capa de muffin con nata de mazapán. Finalmente, una cobertura de mazapán con una atractiva decoración de puntitos de nata y rayas oscuras. Los laterales se bañan con almendras picadas.

Tartas premium para el canal horeca

Todos estas tartas tienen un diámetro de 28 cm y van sin cortar. De esta forma se pueden presentar como pastelería hecha en casa y porcionar según las necesidades. Desde Erlenbacher recomiendan cortarlos en 16 porciones empleando el porcionador de tartas. Se aconseja también utilizar el cuchillo y la paleta para pasteles y tartas y, como ayuda de presentación, el plato alto para tartas (todos ellos disponibles como artículos de servicio).

Como caracteriza a esta casa alemana, son creaciones de pastelería congelada (dejar descongelar y listo) realizadas con ingredientes naturales y de primera calidad, sin  conservantes ni ácidos grasos trans. Sólo se emplean aromas naturales y colores naturales derivados de alimentos en vez de colorantes artificiales.

¿Interesado en los productos de Erlenbacher? Contacte en el tel. (+34) 932 097 806 o vía e-mail.

 


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Escribe un comentario

*