Adiós a Joël Robuchon, chef de chefs y excepcional empresario

La gastronomía mundial llora la pérdida de Joël Robuchon, el chef que revolucionó la cocina francesa y que ostentaba más estrellas Michelin (32), que ha fallecido a los 73 años en Ginebra víctima de un cáncer.

Joël Robuchon

Joël Robuchon

Cuando todavía dura el luto por el fallecimiento de otra de las grandes figuras mundiales de la cocina, Paul Bocuse, a principios de año, la noticia de la muerte de Joël Robuchon ha sacudido al mundo gastronómico. El chef francés ha fallecido trabajando hasta el final, víctima de un cáncer de páncreas del que fue operado hace un año.

Procedente de una familia humilde, con 15 años se inició en el mundo de la pastelería; después pasó a trabajar en diferentes restaurantes franceses, y fue su mentor, el chef Jean Delaveyne, quien le introdujo en la “nouvelle cuisine”, del que se le considera uno de sus fundadores.

Extraordinariamente perfeccionista y riguroso en su trabajo, su brillante carrera en los fogones le hizo merecedor de los más prestigiosos premios gastronómicos. Reconocido como Chef del Año y Chef del Siglo por la guía Gault Millau, recibió las más altas distinciones por parte de las guías gastronómicas, convirtiéndose en el cocinero con más estrellas Michelin de la historia, concretamente 32. Ganó sus primeras dos estrellas en el hotel Nikko, y en 1981 abrió su primer establecimiento, el famoso restaurant Jamin de París, donde tres años más tarde consiguió las tres estrellas. Ilustre embajador de la gastronomía francesa, su legendario puré de patatas es hoy todo un icono nacional.

En 2003 creo su concepto Atelier, un innovador de taller de alta cocina inspirado en las tapas españolas (concretamente en la barra del Nou Manolín de Alicante, ya que residió durante años en Calpe y era un enamorado de España) y en la cocina japonesa, dos cocinas que amaba. Y es que Joël Robuchon fue un empresario visionario y creativo que concibió la gastronomía como negocio global y no dudó en desarrollar nuevas iniciativas más allá de la alta culinaria, defendiendo una cocina natural, rica en vegetales y pobre en azúcares. Consideraba a las tapas como la cocina del futuro.

Joël Robuchon fue un empresario visionario y creativo que concibió la gastronomía como negocio global y no dudó en desarrollar nuevas iniciativas más allá de la alta culinaria, defendiendo una cocina natural, rica en vegetales y pobre en azúcares. Consideraba a las tapas como la cocina del futuro

Robuchon también transmitió sus amplios conocimientos a través de programas de televisión, con el objetivo de hacer la cocina más accesible al gran público.

Fue además el primer chef francés que reconoció el genio culinario de Ferrán Adrià, asegurandi que sería su sucesor. En abril de 2016 recibió en Marbella el homenaje de chefs españoles como Ferran Adrià, Joan Roca, Daniel Humm o Quique Dacosta, que cocinaron algunas de sus más conocidas recetas.

Con restaurantes propios en Mónaco, Londres, Ginebra, Nueva York, Las Vegas, Miami, Montreal, Miami, Hong Kong, Singapur, Shanghai, Taipei, Macao, Bangkok… recientemente el Robuchon había sido noticia por el cierre de sus dos restaurantes en Singapur, vendidos discretamente a un fondo de inversión. Tampoco ha podido hacer realidad sus últimos proyectos, uno de los cuales era un restaurante efímero en verano en el hotel Montecarlo de esta ciudad junto con la chef  Carme Ruscalleda.

 


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


1 comentario "Adiós a Joël Robuchon, chef de chefs y excepcional empresario"

Trackback | Comments RSS Feed

Escribe un comentario