Así es Zela en Ibiza, con la cocina japo-mediterránea de Ricardo Sanz

Zela es la nueva apertura en Ibiza del grupo Mabel Capital; un nuevo restaurante de cocina de fusión japonesa-mediterránea que lleva la firma de Ricardo Sanz, chef ejecutivo del Grupo Kabuki, en un marco espectacular realizado por Studio Gronda. ¿Su objetivo? Convertirse en un referente gastronómico en la isla para después exportar el concepto a nivel internacional.

El elegante Cocktail-Bar de Zela

El elegante Cocktail-Bar de Zela

Con una ubicación es privilegiada, en la zona de Talamanca, muy próximo a los clubes Pachá Ibiza y El Lío, Zela es un proyecto está liderado por los empresarios Abel Matutes Prats y Manuel Campos Guallar (a través de su sociedad Mabel Capital) junto al cuatro estrellas Michelin Ricardo Sanz, chef del Grupo Kabuki. También participan Rafa Nadal, Pau Gasol y Enrique Iglesias, socios fundadores también de los restaurantes Tatel Madrid, Ibiza y Miami.

Zela, que debe su nombre a una rara y exquisita mariposa que habita en la región de Indochina, es un restaurante multifuncional, con una cocina japo-mediterránea en la que no faltan guiños a la cocina de otros países asiáticos e incluso de otros continentes. Un concepto que une gastronomía, servicio, música y coctelería para crear una experiencia única.

Imégenes de las terrazas de Zela

Aires coloniales y exuberante vegetación en las terrazas de Zela, con biombos y marcos de espejo

El local, con capacidad para albergar hasta 180 personas, cuenta con diferentes espacios: un Cocktail Bar, una barra de sushi, tres privados, dos espléndidas terrazas, un jardín secreto y una cabina de música.

Studio Gronda, una de los estudios de interiorismo más importantes a nivel internacional, se ha ocupado de su diseño, de inspiración asiática colonial y que se caracteriza por los materiales naturales, una cuidada iluminación y abundante vegetación. El diseñador Diego Gronda (artífice de proyectos como Tatel Miami, Nobu 57, Café Sindal en Mandarin Oriental o Adour de Alain Ducasse) ha logrado aunar en Zela la delicadeza de la estética oriental con la frescura propia del Mediterráneo, la misma fusión presente en la oferta gastronómica del local.

Zona de comedor de Zela

Una zona de comedor, con su atmósfera del sudeste asiático

Para el interiorismo, Gronda no ha pasado por alto las referencias a la estética indochina creando un mágico jardín subtropical tanto en el exterior como en el interior del espacio. Biombos y marcos espejados se superponen sobre la vegetación exterior y los “trompe d’œil” de estilo colonial que dominan la sala.

El verde oscuro y la flora propia de la zona están presentes en todo el espacio, ya sea al natural, mediante una exuberante presencia de plantas y flores en un delicado jardín-mural o como motivo de repetición en diferentes elementos decorativos, como las delicadas plumas de cerámica esmaltadas a mano que cubren el frontal de la barra de sushi y de la barra principal.

La barra de sushi de Zela

La barra de sushi, revestida de delicadas plumas de cerámica esmaltadas a mano

En este espacio acogedor y pensado para el disfrute se ha cuidado al máximo la coctelería y la selección musical, lo que permite alargar la cena con baile, fiesta y copas hasta las 6 de la madrugada, con una cuidada programación de música en directo.

El sello de Ricardo Sanz

El alma mater de Grupo Kabuki ha diseñado la oferta gastronómica de Zela, basada en productos orientales complementados con el mejor producto fresco de temporada y de proximidad.

Ricardo Sanz, con cuatro estrellas Michelin repartidas en sus restaurantes Abama Kabuki (Tenerife), Kabuki Raw (Casares, Málaga), y Kabuki Wellington y Kabuki (ambos en Madrid), ha optado por incluir en la carta clásicos del grupo como los Nigiris de pez mantequilla con trufa; Nigiris de huevo con trufa; Tartar estrellado de atún o Usuzukuri de toro pa amb tomàquet, además de algunos dim sum, baos y mini hamburguesas, muchos de ellos realizados con carne de waygu japonés.

Platos de Zela, con la firma de Ricardo Sanz

El bricho de oro lo pone la cosmopolita “zona caviar”, con platos especiales de este producto, como la Tosta de pan de algas, tuétano y caviar, el Nigiri huevo caviar o las Cuatro ostras con lata de caviar. Todo ello, ejecutado por el chef del Grupo Kabuki Víctor Planas.

“He querido que estén en carta algunos platos de la Cocina Kabuki“, explica Ricardo Sanz, “pero no he podido dejar de lado algunas influencias de otros países en un establecimiento como Zela, con una clientela internacional que continuamente demandan nuevas experiencias culinarias.

“No podemos negar el espíritu globalizador de este proyecto, que se puede convertir en el futuro en un plan perfecto para pasar la noche en cualquier parte del mundo degustando la fusión de la cocina japonesa mediterránea”, señala el chef de Kabuki.

 


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Escribe un comentario

*