Hostelero, solicita un informe gratuito de eficiencia energética (hasta 31 de marzo)

Esta semana acaba el plazo para que los bares y restaurantes españoles puedan participar en el proyecto europeo Pyme Energy Check Up, una iniciativa cofinanciada por la UE a través del programa Intelligent Energy-Europ. ¿El objetivo? Que estos establecimientos logren un consumo eficiente y, por tanto, una reducción de su factura energética.
Quemados de cocina

Aún estás a tiempo de ahorrar en tu factura energética

El proyecto Pyme Energy Check Up cuenta con una calculadora energética que elabora informes gratuitos y personalizados para cada establecimiento hostelero, además de ponerles en contacto con un centenar de proveedores de soluciones de eficiencia energética.

Los negocios que estén interesados en participar en el proyecto tienen de plazo hasta el 31 de marzo para obtener su informe a través de la web www.energycheckup.eu.

Más de 350 negocios ya han participado hasta el momento en la iniciativa. Los informes generados han revelado algunas cuestiones que afectan a todos los establecimientos. Por ejemplo, la gran mayoría de ellos tiene contratado un exceso de potencia energética en relación a sus necesidades reales de consumo de su negocio. Con una simple llamada de teléfono a su proveedor podrían ahorrar de media hasta 500 euros al año.

Los informes ya generados revelan que la gran mayoría de los establecimientos tiene contratado un exceso de potencia energética en relación a su consumo real. Con una simple llamada de teléfono a su proveedor podrían ahorrar de media hasta 500 euros al año

El proyecto Pyme Energy Check Up también ha ayudado a muchas empresas a definir una estrategia de implantación de medidas de eficiencia energética. Gracias a que conocen qué acciones reales pueden aplicar en sus establecimientos, el importe de la inversión y en cuánto tiempo van a amortizarla, ahora ya pueden valorar con datos reales cómo destinar un presupuesto a esta partida.

Entre los negocios que ya han participado en el proyecto se encuentra Il Principale, un restaurante de comida italiana que abrió sus puertas en 1997 y que cuenta con una superficie aproximada de 300 m2. El diagnóstico sobre su consumo energético reveló varias medidas aplicables para mejorar su eficiencia, como la sustitución de los vidrios y las luminarias, el reemplazo de los hornos eléctricos por otros de gas natural, la regulación de la campana extractora o la sustitución de equipos de climatización. La puesta en marcha de todas las medidas conllevaría un ahorro anual cercano a los 5.000 euros, recuperándose rápidamente la inversión. Se tratan la mayoría de medidas con un alto grado de replicabilidad en el sector, pues inciden sobre ineficiencias muy comunes en esta tipología de establecimientos.

La cocina, el principal foco de consumo

Depende de las dimensiones, el equipamiento y el tipo de servicio que ofrece cada bar o restaurante, pero la cocina siempre es el principal foco de consumo. En las regiones con clima cálido, esta zona del local puede suponer hasta el 63% de todo el gasto energético, mientras que en las de clima frío se eleva al 51%. Climatización e iluminación son las siguientes partidas que generan mayores consumos de energía.

Consumos energéticos

Los negocios que participan en el proyecto Pyme Energy Check Up, gestionado en España por el Consejo Aragonés de Cámaras y el Centro de Investigación de Recursos y Consumos Energéticos (CIRCE), obtienen un diagnóstico con las principales medidas a implantar, su coste aproximado, los ahorros potenciales a conseguir y el tiempo estimado para recuperar la inversión. El siguiente paso es la implantación de medidas de ahorro: los usuarios de la herramienta pueden solicitar presupuesto a proveedores especializados que han sido homologados por el proyecto. Además, a través de la web del proyecto disponen de información, recursos y vídeos explicativos sobre ahorro energético que les ayudará en la toma de decisiones a la hora de implantar medidas.

Conoce aquí una relación de diferentes medidas para ahorrar energía en bares y restaurantes

 


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Escribe un comentario

*