El Internet de las cosas llega a las máquinas de café

¿Se imagina que la máquina de café de su establecimiento avise de que necesite una revisión antes de averiarse, o que le informe de los ciclos de café realizados cada día, o de los kilos de café consumidos en un mes? No es ciencia ficción: es el Internet de las cosas (IoT) aplicado a las cafeteras, como mostró Quality Espresso en Hostelco.

Concretamente Quality Espresso presentó en Hostelco 16 el Quality Espresso Link, un revolucionario sistema M2M (machine to machine) que permite conectar de manera remota a las máquinas de café y obtener en tiempo real información de gran valor sobre máquinas y consumos a los propietarios y gestores de las mismas.

Un ejemplo real de la aplicación del Internet de las cosas en el sector del café, y que es fruto de la alianza de la firma catalana Quality Espresso con Vodafone, su proveedor tecnológico.

Así, gracias al Quality Espresso Link, los propietarios y gestores de las máquinas de café, como los tostadores, pueden obtener datos clave como el número de ciclos de café realizados, los kilos de café consumidos, avisos de averías o la necesidad de hacer el mantenimiento preventivo de la máquina. También avisa si la máquina se mueve de su localización.

Gracias al Quality Espresso Link, los propietarios y gestores de las máquinas de café pueden obtener datoscomo el número de ciclos de café realizados, los kilos de café consumidos, avisos de averías o la necesidad de hacer el mantenimiento preventivo de la máquina

De esta manera, estos pueden dar un servicio más rápido y eficiente y adaptado a las necesidades de las cafeterías, hoteles y restaurantes donde están ubicadas las máquinas.  “El sistema permite mejorar el servicio de los propietarios y gestores de las máquinas respecto a los establecimientos donde éstas se encuentran y que ello, a su vez, repercuta en una mejor atención hacia el cliente final de los establecimientos hosteleros”, explica Adam  Giralt, director comercial de Quality Espresso.

“Hoy más que nunca, la toma de decisiones es clave, y para ellos los datos son fundamentales”, explica Giralt. “Con los datos que proporciona el sistema Quality Espresso Link, un gestor podrá saber, por ejemplo, por qué uno de sus dos establecimientos situados en la misma calle vende un 50% menos”.

¿Cómo funciona?

Esquema de Quality Espresso LinkEl sistema Quality Espresso Link funciona gracias a la tecnología GSM con una tarjeta SIM instalada en la placa electrónica de cada máquina, que se encarga de transmitir toda la información a una plataforma de datos.

Desde allí, cada propietario de las máquinas puede acceder a dicha información mediante cualquier dispositivo con conexión a Internet (ordenador, tableta o smartphone). Todas las máquinas están conectadas y generan información. Una información que, con una serie de algoritmos, puede predecir cuándo se va a estropear una pieza concreta y dar un aviso de necesidad de mantenimiento antes de que ello ocurra.

El sistema, alojado en la nube, no emplea wifi para no dependen del cliente final, sino la tarjeta SIM que, gracias al acuerdo con Vodafone, permite tener las máquinas geol0calizadas y en línea en cualquier arte del mundo.

El Quality Espresso Link se ofrece como función opcional en los modelos electrónicos de nueva producción. Para máquinas ya instaladas y fabricadas desde el año 2000, Quality Espresso ofrece un kit de fácil instalación.

Muy buena aceptación

Actualmente Quality Espresso Link ya se encuentra en funcionamiento en España, donde está obteniendo  una respuesta muy positiva del mercado. La empresa trabaja ahora para ampliar la comercialización del sistema en el mercado interno a la vez que prepara su lanzamiento y distribución en 30 países europeos. El objetivo es tener, en un plazo de tres años, 15.000 máquinas conectadas. Una segunda fase supondrá el control remoto de las mismas.

Más información sobre este sistema en el tel. +34 933 946 305, en info@qualityespresso.net o vía web.

 


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Escribe un comentario

*