Optimismo de los hoteleros ante la temporada de invierno

El sector hotelero se muestra optimista ante la temporada de invierno 2017- 2018, con un entorno macroeconómico ligeramente más conservador, y espera un aumento en el número de pernoctaciones, así como en el precio medio y rentabilidad. Preocupa, sin embargo, la crisis política por la situación en Cataluña y la recuperación de varios países competidores.
Playa y hoteles en Canarias

Canarias cerrará el ejercicio 2017 como el mejor de su historia con 16 millones de turistas, un millón más que en el año anterior

El sector hotelero afronta con optimismo la temporada de invierno, según se desprende del último estudio Observatorio de la Industria Hotelera, elaborado por la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat) y PwC.

Así, según el mismo, el índice OHE General de esta temporada refleja expectativas positivas, en niveles levemente superiores a los del año anterior, al situarse en 62,22 puntos.

El índice OHE Macroeconómico (que se calcula en base a los 7 factores macroeconómicos que se considera influyen de forma más significativa en el turismo: el PIB, el IPC, la tasa de desempleo, el precio del petróleo, el tipo de cambio con el dólar americano y la libra esterlina, el tipo de interés y las expectativas de los expertos sobre la coyuntura económica española, europea y de la demanda de consumo de las familias españolas), se sitúa en los 59,62 puntos, anticipando un optimismo contenido en el entorno macroeconómico.

Por su parte el índice OHE Hotelero, que se basa en una encuesta realizada a las 54 asociaciones pertenecientes a Cehat que engloban más de 1,5 millones de plazas de alojamiento hotelero y extrahotelero, se sitúa en los 63,09 puntos para la temporada de Invierno 2017-2018, lo que refleja unas expectativas optimistas para los próximos cuatro meses.

Los principales subíndices reflejan también perspectivas optimistas para el sector hotelero, destacando la mejora de la rentabilidad, que se sitúa en torno a los 72 puntos, y del precio medio, con 71,03 puntos,  con expectativas de mejora respecto a la temporada pasada, en la que se batieron récords.

Además de la mejora de la rentabilidad y precio medio de los hoteles, las predicciones apuntan también a un aumento del número de viajeros extranjeros, entre los que destacarían los franceses, seguido de ingleses, nórdicos y alemanes, por ese orden

En cuanto a las pernoctaciones, el índice se sitúa en 60,28 puntos, lo que indica unas expectativas optimistas, que esperan superar los 78,71 millones de pernoctaciones de la misma temporada del año anterior.

Las predicciones apuntan también a un aumento del número de viajeros extranjeros, entre los que destacarían los franceses, seguido de ingleses, nórdicos y alemanes, por ese orden.

La patronal hotelera destaca especialmente el buen año que se registrará en Canarias, que cerrará el ejercicio 2017 como el “mejor de su historia” con un aumento hasta los 16 millones de turistas, frente a los 15 millones del año anterior. También será un buen invierno en las ciudades de Madrid, Valencia, Granada, Sevilla, Córdoba y Málaga.

Preocupación por Cataluña

“Estamos finalizando un año turístico con resultados ciertamente positivos, si bien nos preocupan dos aspectos: la crisis política derivada de la situación en Cataluña, y la recuperación de varios países competidores como Grecia o Turquía, que tras asistir a la feria WTM hemos podido comprobar que volverán a tener una fuerte presencia en los mercados”, explica Juan Molas, presidente de Cehat.

Molas ha cifrado en un 7,5% la caída de la ocupación en los hoteles de la ciudad de Barcelona durante el pasado mes de octubre, lo que se tradujo en una bajada de entre un 13% y un 14% de la facturación hotelera

Molas ha cifrado en un 7,5% la caída de la ocupación en los hoteles de la ciudad de Barcelona durante el pasado mes de octubre, lo que se tradujo en una bajada de entre un 13% y un 14% de la facturación hotelera. No obstante la bajada sólo ha afectado a la capital, ya que el resto de Cataluña no ha influido al terminar la campaña de verano. Además, ha de tenerse en cuenta que octubre de 2016 fue un año especialmente positivo en la ciudad, con numerosos congresos.

La caída de reservas y facturación se ha dado más en hoteles barceloneses de alta gama, con clientela norteamericana y asiática.

El presidente de Cehat anticipa que se espera una nueva bajada de reservas en noviembre en Barcelona, por la menor demanda, y que hasta finales de año no se espera una recuperación. Recordó que Barcelona “es una gran marca turística”, con gran capacidad de remontar.

En opinión de Cayetano Soler, socio responsable de Turismo, Transporte y Servicios de PwC, “la situación del sector sigue siendo positiva a nivel general, a pesar de los acontecimientos de inestabilidad política e institucional que vivimos y los atentados que sufrimos en verano. Además, aunque los países competidores del arco mediterráneo hayan recuperado gran parte de su demanda y las proyecciones macroeconómicas reflejen un optimismo contenido, seguimos con un entorno de fortaleza turística a nivel empresarial. Cabe destacar que esta mejora en la demanda y en los ingresos proviene, principalmente, de un incremento del precio y del gasto medio de los turistas. A su vez, esto ha sido posible gracias a las inversiones y mejoras realizadas en los establecimientos hoteleros y a la preocupación por el desarrollo de iniciativas en el área de gestión y mejora del conocimiento del cliente”.

“Es notable el crecimiento de la demanda turística internacional, que ha sido el motor de la fortaleza que hoy presenta el sector, así como la atracción y el fuerte desarrollo que está teniendo el segmento de negocios gracias al crecimiento de la economía global y nacional”

“Por último, es notable el crecimiento de la demanda turística internacional, que ha sido el motor de la fortaleza que hoy presenta el sector -a pesar de la caída de la demanda local- , así como la atracción y el fuerte desarrollo que está teniendo el segmento de negocios gracias al crecimiento de la economía global y nacional”, señala Soler.

Por su parte Ramón Estalella, secretario general de Cehat, revela que “el aumento de la rentabilidad hotelera no ha sido uniforme en todas las zonas, aunque las perspectivas siguen siendo positivas. Se está demostrando la fortaleza del sector turístico como motor de la economía y con estas perspectivas es necesario dotar de medidas que garanticen la sostenibilidad del modelo y la adaptación a los nuevos mercados y nuevas tipologías de clientes”.

Desde la patronal hotelera estiman que se alcanzarán este año los 80 millones de turistas, pero advierte, de que no se trata de batir más récord en este sentido, sino de ganar en “rentabilidades, empleo, inversión, calidad y fidelización de clientes”.

 


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Escribe un comentario