Yakumanka, la cebichería barcelonesa de Gastón Acurio

El que fuera jefe de cocina en Lima de Astrid&Gastón –el  33º mejor restaurante del mundo según The World’s 50 Best–, César Bellido, se encargará de dirigir el día a día del nuevo restaurante barcelonés.

Yakumanka, que significa olla de agua en quechua, se presenta como un híbrido entre el restaurante La Mar, la marca más exitosa de Acurio con locales en varias ciudades del mundo, y Barra Chalaca, la barra más divertida de Gastón en Lima. Es una cebichería con “b” en la que la materia prima es la misma con la que el chef peruano trabajaría en su restaurante más lujoso pero con un precio más asequible, ya que el ticket medio del restaurante es de 35 €.

“He querido trasladar el ambiente y las vivencias gastronómicas de una cebichería peruana, midiendo al segundo cocciones y pasos por cocina, pero a la vez adaptándola con producto a la ciudad y a la tierra que me acoge”, subraya Acurio, que ha encontrado en el Eixample barcelonés el espacio idóneo para erigir un establecimiento de restauración eminentemente marino, en el que los pescados salvajes son los grandes protagonistas.

Yakumanka

Sin menú, la carta de Yakumanka está compuesta por platos cuyo precio va desde los 9 hasta los 22 €

Como no podía ser de otra forma, la carta de Yakumanka, que César Bellido ha trabajado a conciencia con Acurio, está presidida por los cebiches, con creaciones ex profeso para el restaurante barcelonés como el Cebiche nikkei de Micha, un homenaje con puré de frijolito al chef del restaurante Maido de Lima, y el Cebiche Lima-Barcelona, un tributo a la Ciudad Condal con un toque de azafrán.

Otro plato fuerte de la carta de Yakumanka son los “piqueos”, pensados para alargar los entrantes o comer a base de ellos, que incluyen propuestas como la chifa burger, los choritos a la chalaca, los tiraditos –sorprendente el “Arriba Perú”, donde diferentes leches de tigre recrean la bandera del país anfitrión– o las causas caseras. También aparecen los sanguches, el “bocadillo” peruano con pan limeño, salsa criolla y salsa de ají que Acurio reivindica en la alta cocina aunque se coma con las manos; los anticuchos –imprescindible el de raya–, o las tazas marinas, las creaciones de Acurio para los más frioleros.

La oferta gastronómica del restaurante se completa con una selección de arroces al wok, platos de “nuestra cocina de pescadores”, y sólo tres carnes: lomo alto braseado a la chorrillana, lomito salteado al jugo y seco de asado de tira a la limeña. Tampoco faltan las croquetas de ají de gallina que enamoraron en el extinto Tanta Barcelona.

Yakumanka

Inspirado en las cebicherías populares de Perú, Yakumanka ha encontrado en el Eixample barcelonés el espacio idóneo para erigir un concepto gastronómico eminentemente marino

Y, para quienes quieran alargar el homenaje gastronómico, Yakumanka cuenta con una carta de cócteles, que además de incluir el popular pisco sour, contempla otras sugerentes propuestas como el Chilcano Clásico, elaborado con pisco acholado y zumo de lima; el Chilcano Hinojo, con pisco infusionado con naranja, hinojo y citronella; la Abusiva, con pisco infusionado con cardamomo, jarabe de lima y cava; el Chilcanazo, con pisco acholado, zumo de maracuyá, albahaca, hierbabuena y huacatay, y el Capitán Barcelona, un guiño a la Ciudad Condal que combina vermut y pisco a partes iguales.

Más información y reservas: Yakumanka. Teléfono: 935 66 15 48. www.yakumanka.com

 


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Escribe un comentario