Así es el proyecto más personal de Xavier Pellicer

Es un nuevo restaurante que considera su casa; por eso lleva su nombre y apellido: Xavier Pellicer. Ubicado en el corazón del Eixample barcelonés, el chef catalán apuesta de nuevo por la cocina saludable, elaborada con productos ecológicos y de proximidad.

A mediados del pasado septiembre Xavier Pellicer cerraba las puertas de restaurante Céleri en Barcelona, después de recibir una estrella Michelin en su primer año de vida. Buscaba un local más amplio en el que pudiera seguir desarrollando su concepto de cocina basada fundamentalmente en los vegetales, y queria incorporar nuevos elementos de cocción.

Xavier Pellicer cocinando

Xavier Pellicer ha encontrado un local para desarrollar la cocina saludable que desea, con un gran protagonismo de los vegetales

Encontró lo que buscaba en dos locales comunicados a través de la cocina, que antes ocupados por los restaurantes Noobok y Uma, en el número 310 de la calle Provença. Y allí ha iniciado una nueva etapa en un establecimiento al que ha nautizado con su nombre, y que al poco de su apertura ya recibía la distinción de Mejor Restaurante de Verduras del Mundo otorgada por la guía “verde” de restaurantes We´re Smart Green Guide

El nuevo local, amplio y luminoso, es un entorno perfecto y acorde para la “healthy kitchen” o cocina saludable por la que apuesta el chef, buscando siempre el equilibrio entre placer y bienestar. Los protagonistas absolutos son los productos ecológicos, de proximidad y saludables, siguiendo la máxima del cocinero: respeto absoluto por los alimentos con los que se trabaja. Por ello, los vegetales que se emplean en el restaurante han sido cultivados siguiendo los principios de la agricultura biodinámica, y las carnes y los pescados, que también los hay, son ecológicos y de gran calidad. “La simplicidad es mi autenticidad“, asegura el chef.

Comedor de Xaver Pellicer

Piedra y madera combinados con blanco; mesas sin manteles; un entorno rùstico para la cocina de producto de Xavier Pellicer. Foto: Alicia García

Brasa, wok y especias

Entre las novedades del nuevo Xavier Pellicer destacan la incorporación de la brasa, del wok y de las especias con las que adereza sus elaboraciones, a base de productos de temporada y adaptadas a todo tipo de dietas y que harán felices a veganos y vegetarianos. Al mando de los fogones está el jefe de cocina Piero Roncoroni.

Platos de Xavier Pellicer

Los vegetales son los protagonistas de los platos, aunque tampoco faltan carnes ni pescados. Todos los productos ecológicos y de proximidad

En la carta del restaurante no faltan platos clásicos del chef como el gazpacho de remolacha, tomate y cerezas; el hummus de lentejas rojas; la coliflor en puré o las patatas con judías verdes. Igualmente, la carta se compone por unas 55 referencias de vinos biodinámicos, ecológicos y naturales de toda Europa, seleccionados junto al sumiller, jefe de sala y antiguo colaborador Albert Pérez Esteban.

El restaurante mantiene la espectacular cocina vista y la larga barra del antiguo negocio, y resulta muy luminoso gracias al blanco combinado con las paredes de piedra y al toque rústico de la madera natural.

La cocina vista del restaurante de Xavier Pellicer

La espectacular cocina vista es el centro del restaurante. Foto: Alicia García

Se ha aprovechado también el pequeño espacio anexo que comunica con el comedor principal, al que se accede de forma independiente. Ahora es un comedor llamado El Menjador donde se ofrecen tres menús más exclusivos: vegano, ovolactovegetariano y omnívoro, con precios entre los 90 y los 150 euros. En este último caso la proteína nunca excede del 30% del total del plato. En el comedor principal se sirve un menú de mediodía  por 28€ y el precio medio comiendo a la carta es de 55-60 euros.

 


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Escribe un comentario