Los hoteleros manifiestan su repulsa por el atentado de Barcelona

La patronal hotelera Cehat ha manifestado “su repulsa más absoluta” por el atentado terrorista de Barcelona y, además de su solidaridad con las víctimas, señala que el ataque no puede dañar nuestra confianza en el futuro.

BarcelonaAnte el atentado terrorista sucedido en Barcelona, que reproduce los ataques indiscriminados contra la población producidos en ciudades como Niza, Berlin, Londres o París, la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos turísticos (Cehat) manifiesta su repulsa más absoluta por este acto de barbarie “que intenta dañar la convivencia pacífica de los ciudadanos europeos”.

Desde Cehat insisten en que España es un país modelo de convivencia pacífica, de integración de todo tipo de personas de diferentes creencias y costumbres, un país abierto a los visitantes y mezcla de culturas y sentimientos. “Este ataque a nuestra forma de vida no puede dañar nuestra confianza en el futuro y aumenta nuestra confianza en la fuerzas y cuerpos de Seguridad del Estado, policías autonómicos  y policías locales, que demuestran todos los días una gran profesionalidad y preparación”, afirman.

Los hoteleros aseguran que “pondremos de nuestra parte todo lo necesario para que se restablezca a  la mayor brevedad posible el clima de confianza y seguridad que define a nuestro país”, y expresan sus condolencias a todos los afectados y su solidaridad con las victimas y sus familias, con la ciudad de Barcelona “y con todos aquellos que sufren por la barbarie, la sinrazón y el fanatismo”.

Un ataque al corazón del turismo

Los atentados terroristas de Barcelona y Cambrils suponen un ataque directo al turismo, auténtico motor de la economía española, en un momento clave, en plena temporada alta que promete batir todos los récords, y con la “turismofobia” que ha surgido en ciertas zonas de Cataluña, Baleares y País Vasco.

Tras un excelente segundo trimestre, en el que la actividad turística española se ha acelerado al 4,6%, todo apuntaba a un verano extraordinario. Los empresarios agrupados en Exceltur prevén que el PIB Turístico alcanzará un crecimiento interanual del +4,1% en el conjunto de 2017, impulsado por la llegada de turistas extranjeros y la buena marcha de la economía. De los 75 millones de turistas que visitaron España en 2016, Cataluña fue el principal destino.

Unas previsiones que ahora podrían alterarse tras los atentados, tal y como ha ocurrido en otras ciudades y destinos turísticos que los han sufrido. De hecho, en los últimos meses España se estaba beneficiando directamente de turistas que elegían nuestro país antes que París, Londres o Bruselas, y desde hace varios años está recibiendo turistas “prestados” de países competidores del Mediterráneo como Túnez, Egipto o Turquía.

El sector turístico es clave en la economía española: aporta más del 11% del PIB y supone el 13% del total de los empleos.

 


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Escribe un comentario